El laboratorio La medular Tribuna

¿Cambio de rumbo en el Valencia?

Fuente: ABC

Rectificar es de sabios, y eso parece que está sucediendo en Paterna con los últimos movimientos dentro de la dirección del club. La presunta dimisión de Lay Hoon, Presidenta Ejecutiva del Valencia Club de Fútbol, y la elección de jugadores franquicia de la entidad ché para dirigir la secretaría técnica y deportiva muestran síntomas de mejora. Una de las sorpresas de la temporada ocurrió hace unas semanas con el nombramiento de Mateu Alemany como nuevo Director General del club. El mallorquín es conocedor de LaLiga y eso antes era una de las cualidades que no se tenía en cuenta para ser incorporado al club. Recordemos los famosos “amiguismos” que han llevado al Valencia al borde del descenso como la propia Lay Hoon, Gary Neville, Nuno Espíritu Santo y la llegada de jugadores desconocidos con un común denominador: Jorge Mendes, amigo y socio de Peter Lim.

Comienzo esperanzador

Lejos queda la temporada (14/15) de ensueño que hizo temer a los más grandes. El Valencia, de la mano de Nuno Espíritu Santo, batía su propio récord de puntos en una temporada (77) y volvía la máxima competición: la Uefa Champions League. Disputando de tú a tú los enfrentamientos contra los más grandes, invirtiendo cantidades astronómicas en fichajes (más de 200 millones de euros), lo cuál antes de la llegada del magnate era impensable, y forjando jugadores de la talla de Otamendi (Manchester City), Mustafi (Arsenal) o André Gomes (FC Barcelona). El Valencia volvía con identidad propia a colocarse entre los mejores equipos de LaLiga.

Pero no era oro todo lo que relucía. Tras vender a su mejor jugador, Nicolás Otamendi, y confeccionar una plantilla con jugadores de una capacidad más que dudosa, el conjunto ché acabó eliminado de Europa y hundido en la parte media baja de la clasificación. Un auténtico desastre. El Valencia volvía, otra vez, a las andadas.

Vuelta a la realidad

La lección parecía más que aprendida, pero Peter Lim volvió a recaer. El singapurense dio el “OK” para la continuidad del preparador físico del equipo, Pako Ayestarán, como técnico del primer equipo. Cuatro derrotas en las primeras cuatro jornadas de liga acabaron con la ilusión y paciencia de Mestalla y desencadenaron en una fulminante destitución. La afición estaba harta de experimentos y la dirección técnica contactó con un hombre de prestigio, Cesare Prandelli. Algo de luz se veía al final del túnel.

Fuente: La Vanguardia

El italiano pronto vio como se las gastaban en Valencia y echó a volar. Las órdenes internas del club eran otras bien distintas a las que acababan reinando en un palacio con rey oculto en Singapur (esta misma semana se cumple un año de la última visita de Peter Lim a Mestalla).

Con Voro como técnico y la categoría salvada llegaron los buenos augurios, o al menos, esa sensación sondea la cabeza de miles de valencianistas. Peter Lim es empresario, no nos confundamos, pero como todo empresario quiere obtener un beneficio económico que depende del rendimiento de la plantilla.

Las nuevas incorporaciones en la directiva y las informaciones que manejan los principales medios de comunicación del país, afirman el cambio de rumbo que ha tomado la nave valencianista.

Pero, ¿será este el proyecto deportivo que conduzca al Valencia a donde se merece?

 

 

Deja un comentario