El laboratorio La medular

Real Madrid – Juventus, ¿cuáles son las claves de la final?

Hoy, sábado, 3 de junio, se juega la final de la Champions League 2016/17. Demasiado se ha escrito ya sobre el partido que enfrentará al Real Madrid y a la Juventus de Turín. Todos sabemos que Bale llega tocado. Todos sabemos que al Real Madrid se le dan bien las finales europeas en los últimos años y a la Juventus no tanto. Sabemos también que Gareth Bale buscará resarcirse de su mala temporada con una buena actuación (probablemente desde el banquillo) en la que es su casa. De hecho al entrar al estadio verá un busto suyo. Es conocido por todos las ganas que tiene Dani Alves de dejar a los madridistas sin su duodécima. También sabemos todos por quién tiene preferencia TV3.

De todo ello, se ha hablado largo y tendido durante las últimas semanas. Algunos medios nacionales, principalmentes programas de televisión parecen haber olvidado que también hay en juego una lucha trepidante por el ascenso y descenso en Segunda División; unos fantásticos playoffs por el título de Liga Endesa; una notable participación de las españolas y españoles en Roland Garros. Además de que ayer se disputó la final de la Champions League femenina entre el Olympique Lyonnais y el Paris Saint Germain. El conjunto parisino contaba con una española entre sus filas, Vero Boquete y se quedó con la miel en los labios. Perdió en la tanda de penaltys. Esta final no ha tenido ni un 10% de cobertura que la masculina, al menos en nuestro país. Nos costará creer que es porque no contaba con ningún equipo español en ella, aunque soy reticente a ello…

En DiseccionDeportiva, nos queremos centrar en el fútbol, en lo que ocurrirá dentro del terreno de juego. Para ello, diseccionaremos los planteamientos tácticos y los posibles protagonistas en busca de las claves del partido.

 

Las porterías: Keylor Navas y Gianluigi Buffon

Ambos han demostrado ser grandes porteros aunque la temporada del portero madridista haya sido más “flojita”. Trayectorias diferentes. Uno tuvo que pasar antes por Albacete y Levante antes de poder heredar la portería de Iker Casillas. El otro ha tenido una plácida trayectoria que se ha ganado con su rendimiento, aquel que le hizo fichar por la Juventus estando en el Parma y tal rendimiento es el que le ha hecho ser indiscutible durante todos estos años en el club blanquinegro.

Con perfiles distintos, ambos pueden ser claves para la victoria de su equipo. Tanto uno como el otro tendrá que lidiar con una delantera temible. Mientras el costarriquense intentará controlar a Higuaín, Dybala, Mandžukić y Cuadrado; el portero italiano tendrá el asedio de Cristiano Ronaldo, Benzema e Isco (la suplencia de Bale está bastante clara ya). A priori, Buffon tendrá más trabajo. Del mismo modo, que parece menos completo Keylor Navas, el cuál podría sufrir bastante con el juego aéreo de la Vecchia Signora. Con el balón en los pies, ninguno de los dos está excesivamente cómodo. Lo que no será ningún problema porque ninguno de los dos equipos realizará una presión asfixiante.

 

Las defensas: centrales seguros con laterales “alegres”

3 goles. Es la cifra de goles encajados por el club italiano. ¡0’2 goles por partido! Una barbaridad lo que ha conseguido la Juventus de Turín que cuenta con una excelente defensa liderada por Bonucci y Chiellini, eso sí, muy bien acompañada por Dani Alves y Alex Sandro. En todas las eliminatorias tan solo han recibido un gol del Monaco, enfrentándose también contra el Oporto y el Barcelona. 

Chiellini y Bonucci forman una pareja excelsa en labores defensiva y escueta cuando tienen el balón en sus dominios. Pese a qué con el cambio de formación han perdido a su compañero de batallas Barzagli, se han adaptado bien al nuevo sistema, que en contraste con el anterior, este tan solo cuenta con dos centrales.

La novedad en esta Juventus respecto a la de otras temporadas el escalón de calidad que han obtenido en los laterales. Donde antes había un Evra ya en su decadencia deportiva clara, ahora cuentan con Alex Sandro, que se encuentra en su etapa más madura desde que llegó al equipo “bianconero”. El brasileño de 26 años se ha mostrado más regular defensivamente que en su primera temporada y esta temporada le da un plus a su equipo cuando tiene opciones de correr la cal de la banda izquierda.

En el flanco derecho también cuentan con un lateral brasileño que comparte con Alex Sandro su vocación ofensiva. Pese a que muchos pensaban Dani Alves ponía rumbo a la Juventus para retirarse, él ha demostrado todo lo contrario. Ha sido decisivo en la mayoría de partidos importantes de la temporada, especialmente en la eliminatoria frente al Barcelona y al Monaco. Un puñal ofensivo al que le encanta asistir. Cosa que no le resulta muy difícil con el arsenal ofensivo que tiene su equipo.

En el bando blanco, de sobra es conocido la importancia que tiene la defensa. En un equipo que ha metido en los últimos 64 partidos que ha jugado, si la defensa consigue mantener la portería a cero, tienen muchas papeletas de llevarse la victoria. Para ello, tendrán un importante papel Sergio Ramos y Raphael Varane, que tiene todas las papeletas para imponerse como pareja de Ramos por delante de Nacho y Pepe. Si la pareja de centrales madridista tiene un tarde seria y no cometen ningún error será muy difícil para el Pipita Higuaín.

Al igual que la Juventus, Zidane contará con dos laterales ofensivos como Marcelo y Carvajal. El primero esta ante su temporada más floja en cuanto a defensa y estará emparejado con Dybala (que arrancará desde la derecha para acabar en el centro del campo) y con Cuadrado. Es uno de los duelos que marcarán el partido. Si Dani Carvajal, tiene opciones de subir al ataque serán muy buenas noticias para los madridistas. Así, matarán dos pájaros de un tiro, mientras los blancos cuentan con más efectivos en el ataque, los italianos no contarán con un Alex Sandro tan ofensivo.

Chiellini y Bonucci intentarán conseguir su primera Champions League. Fuente: www.libertadigital.com

 

 

El medio del campo: control ante oficio

Quién gane el medio del campo tiene mucho ganado. En ambos equipos los centrocampistas son el motor del equipo. Los italianos cuentan con dos, Kedhira y Pjanic; mientras los blancos cuentan con su indiscutible trivote. Si algo tienen en común los dos conjuntos puede ser el perfil de centrocampistas que tienen. Tanto Allegri como Zidane apuestan por una simbiósis entre creadores de juego y jugadores con recorrido y oficio. Mientras en la Juventus hace la labor de equilibrio un Kedhira que está demostrando más en tierras italianas que en su etapa madridista; en el Real Madrid esa labor es al 100% de Casemiro, tal es su esfuerzo defensivo que se le acepta tener un pésimo control del balón y del juego. 

En la fase de creación parten con ventaja los blancos. En la sala de máquinas del conjunto merengue hay dos ingenieros de excelsa precisión. No hay mejor pareja de mediocentros creadores que la que forman Luka Modric y Toni Kross. De ellos dependerá en gran parte, la cantidad de ocasiones de las que podrán disfrutar el tridente de arribar. Por si necesitaban ayuda, en esta final contarán con la creatividad y esfuerzo defensivo (al menos un poco más que Bale) de Isco. El malagueño iniciará el partido en la banda derecha aunque su zona de juego acabe siendo el medio del campo. Así pues, tendrá la posibilidad de canalizar pases a Benzema y Ronaldo y dará el carril a Carvajal.

La libertad de Luka Modric y su conexión con los tres de arriba será decisivo para que el Real Madrid logre su duodécima Champions League. Fuente: BBC

Un poco más difícil lo tendrá Pjanic, sin duda el jugador que lleva la batuta del juego bianconero. Esta ha sido su primera temporada bajo el mando de Allegri y se ha adaptado bastante rápido. Si Casemiro con la ayuda de Kross y Modric consiguen desactivar al ex jugador de la Roma, la Juventus lo pasará mal. Al igual que la dupla de creadores de juego del Real Madrid cuenta con la ayuda de Isco, Pjanic también cuenta con la de un Dybala que ejerce de mediapunta dejándose caer para ayudar en tareas de creación. Es ahí donde radican las principales posibilidades del equipo italiano. Con un Dybala a sus anchas, la defensa del Real Madrid sufrirá. No obstante, si el joven argentino pasa desapercibido durante los 90 minutos, pocas opciones de llevarse la “Orejona” tendrá la Vecchia Signora.

 

Los tridentes ofensivos: pólvora y magia

Si el Real Madrid ha metido en sus últimos 64 partidos, cierta cantidad de estos, se debe a su delantera. La BBC puede ser una de las mejores delanteras de Europa. El bendito problema para Zidane es que cuenta con una segunda unidad que, sea quién sea, puede suplir en este caso a Bale, e incluso mejorarlo. Ante esto es difícil que la delantera rival pueda plantarle cara en cuanto a goles y calidad. Es evidente que la de la Juventus no llega a tal nivel pero tampoco hay mucha brecha entre ambas. Tienen más cosas en común de lo que parece. Son una mezcla de goleadores natos (Ronaldo, Mandzukic, Higuaín) jugadores verticales y veloces como son Bale y Cuadrado y gente con calidad como Isco y Dybala. Si alguna de las dos defensas comete fallos lo pagarán caro. Ambas delanteras obligarán a los rivales laterales a pensarse dos veces si quieren animarse a atacar. Es poco probable que veamos un partido basado en un pasacalles. Así que los delanteros de uno y otro equipo tendrán que buscarse la vida en pequeños detalles y jugadas a balón parado.

La magia de Benzema e Isco será decisiva ante la muralla italiana. Fuente: as.com

 

 

Los banquillos

En esta faceta parece claro favorito el Real Madrid, si el partido tiene que decidirlo la segunda unidad, tiene muchas más papeletas el equipo que cuenta en sus filas con suplentes como Bale/Isco, Asensio, Morata, James o Lucas Vázquez. Con un partido trabado, por muy buena defensa que tengan los italianos, cualquiera de los citados anteriormente puede destrozar el ritmo del partido.

 

Por un lado tenemos al equipo más goleador, por el otro, el equipo menos goleado. Eso sí, pese a que unos cuenten con la mejor delantera, los otros tienen unos atacantes que cualquier equipo desearía. Lo mismo ocurre con la defensa, los italianos han demostrado ser los mejores en esta faceta, sin que los madridistas tengan que amedrentarse por ello, pues la suya puede ser una de las tres mejores.

Lo que es seguro es que como es común en las finales, la tensión y el orden sean la tónica del encuentro. No sería de extrañar no ver más de dos goles, incluso llegar al tiempo extra, o quién sabe si nos premiarán con una épica tanda de penaltys. Lo que está claro es que el aficionado disfrutará de un gran partido.

Deja un comentario