Tribuna

Los pecados capitales de Tebas

Adentrados ya en el mercado de fichajes, podemos observar algunas de las diferencias abismales entre la Premier League y LaLiga. La competición presidida por Javier Tebas saca a la luz, cada año de forma más clara, el desequilibrio entre las dos mejores ligas del continente.

El primer pecado capital y más importante es el mal reparto de los derechos televisivos por parte de LaLiga y la Premier League. Mientras que la división de los derechos en España se pacta por equipos y es independiente a la clasificación, en Inglaterra es todo lo contrario. Los clubes se reúnen y pactan los ingresos por orden en la tabla. De esta forma, mientras que la diferencia económica entre último y primer clasificado en la Premier se reduce tan “sólo” a la mitad, en LaLiga Santander, la brecha es tres veces mayor a la indicada anteriormente.

Por ejemplo, el Real Madrid ingresará 140 millones de euros por el nombrado reparto, mientras que la Unión Deportiva Las Palmas percibirá poco más de 25 millones. En las islas británicas, el Chelsea, vigente campeón de la competición doméstica percibirá 180 ‘kilos’ mientras que el colista, el Sunderland, poco menos de 120. Más incluso que el Atlético de Madrid, que percibe unos 100 millones desde que renovara su contrato con LaLiga recientemente.

Otro de los errores de la “mejor liga del mundo” es el libre uso de los ingresos televisivos, mientras que en la Premier el gasto de dichos ingresos está limitado: así, el 50 por ciento del total es repartido entre todos los clubes a partes iguales; otro 25 por ciento, por los méritos deportivos; y, el otro 25, deben gastarlo en mejorar sus instalaciones y las academias de su cantera para producir nuevos talentos.

Además, hay una importante política de reducción de los precios de las entradas con el fin de fomentar la asistencia de aficionados. En LaLiga no se fomenta la bajada del precio de los eventos, y si fuera poco, se multa a los clubes que no consiguen alcanzar un determinado número de aficionados por partido.

Con estos pecados capitales se producen situaciones muy dispares en ambas ligas. Mientras que ayer el Bournemouth y el Everton anunciaban los dos fichajes más caros de la historia de sus clubes, alrededor de 25 y 35 millones, respectivamente, el Eibar anunció esta mañana su mayor venta, precisamente a un equipo de la Premier League, el Newcastle de Rafa Benítez por 10 ‘kilos’. Asimismo, recordamos que el fichaje más caro del conjunto armero fue acometido el año pasado por unos 300.000 euros, cantidad con la que acometen sus fichajes clubes de la Championship, segunda división inglesa.

A estas alturas, el Everton de Ronald Koeman es el club inglés que más dinero ha desembolsado en fichajes: 100 millones de euros. Semejante gasto es imposible de cubrir por algún equipo que no sea el Real Madrid, el FC Barcelona o el Atlético de Madrid. Un reflejo de estos errores son las candidaturas a luchar por el título liguero. Mientras que en España los postulantes son los ya mencionados Atlético, Real Madrid y FC Barcelona, en la Premier League hay hasta seis equipos envueltos en dicha “pelea”: Arsenal, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Tottenham y, el vigente campeón, el Chelsea de Antonio Conte.

Deja un comentario