El laboratorio La medular

Carlo Ancelotti destituido, fin a una relación de hostilidades

“El Bayern de Múnich cesa a Carlo Ancelotti”, con estas palabras empezaba el que sería el final del técnico italiano como entrenador del club bávaro. El mismo Ancelotti quiso dedicar unas palabras para despedirse: “Ha sido un gran honor formar parte de la historia del Bayern. Me gustaría dar las gracias al club, jugadores y a la increíble afición”.

Pero, ¿cuáles fueron los motivos que llevaron a la directiva, presidida por Ulrich Hoeness, a cesar al ex entrenador del Real Madrid tan solo un año después de firmar su vinculación con el gigante alemán?

El primero y más obvio fue la estrepitosa derrota del Bayern en el Parque de los Príncipes frente al Paris Saint Germain de Neymar por 3 goles a 0. Además, el conjunto bávaro es tercero (13) en el campeonato doméstico por detrás del Hoffenheim (14)  y el intratable Borussia Dortmund (16).

Los jugadores del Bayern Munich resignados ante el poderío del PSG. Fuente: www.goal.com

Pero la crisis deportiva no afecta solo en lo que a partidos oficiales se refiere. El Bayern fue vapuleado por el Liverpool (0-3) y el AC Milan (0-4) en pretemporada y no dio pie a un esperanzador arranque liguero. La conquista de la Supercopa alemana en la tanda de penaltis no mejoró las malas sensaciones que dejó el club alemán la pasada temporada, donde solo conquistó la Bundesliga.

La transición entre el italiano y Pep Guardiola ha sido otro de los grandes motivos del fracaso del entrenador de Reggiolo. Según la prensa alemana, el vestuario acusaba a Ancelotti de mano blanda. Entrenamientos simples, técnicas de la “vieja” escuela y baja intensidad que no han convencido en Baviera. Todo lo contrario al método del técnico de Sampedor.

La crisis de resultados junto a las dudas de la plantilla con el método del ex entrenador blanco, acabaron infundiendo un clima hostil en el vestuario. La renovación de los pesos pesados de la plantilla y la austeridad a la hora de acometer fichajes enfriaron la relación directiva-Carletto. Hay que recordar que en un verano caracterizado por la locura de fichajes, los alemanes tan solo consiguieron convencer a un James lejos de su máximo nivel y como cesión. Han fichado poco y regular y han perdido a Douglas Costas.

Ribery y Robben son los jugadores que más roces han tenido con Ancelotti desde su llegada. Su trayectoria e importancia dentro de la plantilla ha resultado ser una traba para el trabajo del italiano. Su rol con el de Reggiolo había decaído sensiblemente. Las palabras de Hoeness fueron muy contundentes:

“Ancelotti tenía cinco jugadores en contra suya”, afirmó el presidente.

El césped pasa a un segundo plano cuando hablamos de fichajes. Dentro de un mercado “loco” como tildó Ancelotti, el Bayern decidió no invertir exageradamente su dinero como sí han hecho sus rivales en la pugna por el trono europeo: PSG, FC Barcelona, Chelsea, City… Hoeness, Presidente del club bávaro, declaró: “No quiero fichar a ningún jugador por 100 millones de euros aunque los tuviera… Es algo que para nosotros no se plantea. Creo que ningún jugador del mundo vale 100 millones de euros“. Carlo no veía con buenos ojos esta política austera y así se lo hizo saber a la directiva bávara.

El periplo del ya ex entrenador del Bayern de Múnich en Alemania duró poco más de un año y, por el momento, se hará cargo de la plantilla de forma interina el ex jugador del club, el francés Willy Sagnol. Mientras tanto Rummenigge y Hoeness ya buscan nuevo entrenador. Thomas Tuchel es el principal candidato a tomar las riendas del equipo.

One comment

Deja un comentario