El laboratorio Pit lane

Fórmula 1 | Hamilton arrasa ante la desesperación de Ferrari

En ocasiones las cosas no salen como uno se imagina y es en ese punto cuando suele llegar la decepción. La escudería Ferrari ha vivido de primera mano esta sensación en la temporada de Fórmula 1. La cara y la cruz. Cuando se produjo el parón estival, en Manarello todo eran caras de felicidad y estaban contentos con el trabajo realizado, pero la segunda parte de la temporada ha sido un completo desastre. Numerosos problemas han privado a Sebastian Vettel de poder disputar de tú a tú el Mundial con un soberbio Hamilton y un Mercedes que, sin ser el coche aplastante de otros años, ha vuelto a demostrar que sigue estando a años luz de sus rivales.

El piloto británico ha sido el más regular durante todo el año, hecho que le ha servido para poder alzarse con el título de Campeón del Mundo de Fórmula 1 por cuarta vez en su carrera deportiva. Hamilton no dejó lugar a la duda y desde que se retomó la competición con el Gran Premio de Bélgica ha demostrado ser el más fuerte, consiguiendo cinco victorias de siete carreas disputadas. Lo que parecía un bonito duelo entre Vettel y Hamilton, Ferrari y Mercedes, ha quedado relegado a un segundo plano, pues la escudería italiana no ha conseguido mantenerse a la estela de Mercedes y suma su undécimo año sin alzarse con el campeonato.

Ferrari, un KO técnico

Accidente de los dos Ferrari y Verstappen en el GP Singapur | Fotografía: Fórmula 1

Este era su gran año, veían factible volver al trono de la Fórmula 1, y viendo las resultados del monoplaza durante la primera mitad de campaña no era para menos. Tras años de sequía y sin tener visos de mejora, Ferrari centró todos sus esfuerzos en este año 2017 y consiguió poner contra las cuerdas la hegemonía de los Mercedes. Con Sebastian Vettel como bastión de su mejoría consiguieron la victoria en cuatro carreras y un total de 12 pódiums, entre el alemán y Räikkönen.

El cuádruple Campeón del Mundo, Vettel, durante gran parte del año encabezaba la clasificación y aunque en las últimas carreras antes del descanso Hamilton le fue recortando distancia, el alemán mantuvo el pulso con su gran victoria en Hungría. Fue a partir de entonces cuando las cosas comenzaron a torcerse. Desde que la competición se retomó, ninguno de los dos Ferrari ha sido capaz de conseguir una victoria y tan solo han logrado cuatro pódiums. Para más inri, la fiabilidad que habían mostrado el monoplaza y los pilotos, especialmente Vettel, comenzó a desaparecer.

La primera gran decepción de la temporada llegó en Singapur. Hamilton ya estaba en lo más alto de la clasificación y Vettel debía volver a la senda de la victoria para poder recortar la diferencia del británico. Tras un fin de semana fantástico, la carrera se fue al traste a las primeras de cambio, cuando Vettel, Räikkönen y Verstappen se vieron implicados en una colisión. Fruto del golpe, los tres tuvieron que abandonar, por lo que dejaron el camino libre a Hamilton. Para acabar de rematar una segunda parte de temporada nefasta, el monoplaza de Vettel, cuando aún tenía opciones reales de luchar por el campeonato, dijo basta en las primeras vueltas del Gran Premio de Japón por un problema de motor. Desde entonces, ha sido un quiero y no puedo. Era cuestión de tiempo que el Mundial acabara por confirmarse de forma matemática para Hamilton.

Un Hamilton estelar

Cuarto título Mundial para Lewis Hamilton | Fotografía: Fórmula 1

Si alguien ha tenido gran parte de la culpa de que la lucha por el Mundial se haya ido decantando en su favor, ese es Lewis Hamilton. Es cierto, que los problemas de Ferrari le han beneficiado, pero durante la segunda parte de temporada ha sido una auténtica apisonadora. El piloto británico ha conseguido hasta un total de cinco victorias (Bélgica, Italia, Singapur, Japón y Estados Unidos) en siete carreras, que se suman a las cuatro con las que venía de la primera parte, y no ha dejado opción a su rival más directo, Sebastian Vettel. Aunque no ha tenido el monoplaza de otro años, pues Valtteri Bottas ha sufrido especialmente con la degradación de neumáticos en ciertos circuitos, ha sabido mantener la regularidad de principio a fin y pegar el golpe definitivo en el momento oportuno. Además, Lewis Hamilton cierra la temporada con el récord de piloto con más ‘poles’ en la historia de la Fórmula 1 (72).

El Gran Premio de México, en el que se proclamó Campeón del Mundo, no empezó de la mejor forma posible, pues tuvo un toque con Sebastian Vettel y se vio relegado a la última posición en la primer vuelta. A partir de entonces comenzó su remontada hasta llegar a un top-10 que le aseguraba alcanzar matemáticamente a Sebastian Vettel con cuatro títulos de Campeón del Mundo (2008, 2014, 2015 y 2017). Asimismo, Hamilton se ha convertido en el británico con más titulo de Fórmula 1, tras superar a Jackie Stewart (1969, 1971 y 1972).

Max Verstappen mantiene con vida a Red Bull

Verstappen, dos victorias de calidad ante el poderío de Hamilton | Fotografía: Fórmula 1

El jovencísimo piloto holandés tuvo una evolución muy diferente a la de Ferrari. Comenzó dejando muchas dudas y está acabando la temporada de la mejor forma posible. Desde el parón estival tan solo dos pilotos han subido a lo más alto del pódium, Hamilton (5) y Verstappen (2). La pugna entre Ferrari y Mercedes fue aprovechada por el holandés y consiguió la victoria, con relativa facilidad, en Malasia y México. Además, ha sido uno de los pilotos más rápidos en las clasificaciones y el único en mantener a raya a Hamilton.

Red Bull ha sido la única escudería que verdaderamente ha podido seguir el ritmo de Ferrari y Mercedes. Ha sido uno de los coches más rápidos de la parilla, especialmente en circuitos en los que la carga aerodinámica es esencial, y si los resultados hubieran acompañado al mismo tiempo a los dos pilotos, posiblemente estaríamos hablando de una temporada sencillamente espectacular. Daniel Ricciardo tuvo un gran arranque y consiguió la primera victoria del año para Red Bull en Azerbaiyan, pero el australiano ha ido perdiendo peso en el equipo y le ha superado un Verstappen que le ha devuelto la sonrisa a Christian Horner.

Aunque las cosas no han salido como a Ferrari le hubiera gustado, lo que sí está claro es que este año han dado un paso de gigante en la lucha por el campeonato y durante gran parte de la temporada parecía que tenían tomada la medida a Mercedes. Haber conseguido el Mundial este año hubiera sido lo mejor para la escudería italiana, pero han conseguido encauzar el rumbo y si siguen por el camino de este año, la próxima temporada se volverá a repetir el duelo Vettel-Hamilton. Existe un dicho que dice que unas veces se gana y otras se aprende, pues Ferrari debe aprender de los errores cometidos en la segunda parte de la temporada para volver a colocar bajo sus vitrinas un nuevo título de Campeón del Mundo.

One comment

Deja un comentario