El laboratorio Lejos del foco Pista central

LEJOS DEL FOCO | Nicola Kuhn

Quizá muchos no lo conozcáis, ni siquiera hayáis escuchado hablar de él, pero el joven del que os vengo a hablar hoy es el futuro de nuestro tenis. El chaval en el que se están depositando muchas expectativas para que mantenga la representación del tenis español en lo más alto de la tabla. Hoy os vengo a hablar de Nicola Kuhn.

De madre rusa y padre alemán, Kuhn nació en Innsbruk, una localidad de Austria, allá por marzo del 2000. Con tan sólo tres meses ya estaba viviendo en España, concretamente en Torrevieja, donde empezó a dar sus primeros raquetazos en el mundo del tenis.

Los primeros pasos

Su pasión por el tenis apareció a medida que iba viendo jugar a Steffi Graff por la televisión. Desde entonces, supo que la raqueta sería su mejor amiga. Y si a alguien le debe algo el jugador alicantino en el mundo del tenis, es al argentino Pedro Capotta. Entrenador suyo desde los 5 años hasta los 12, le inculcó las bases de la honestidad y el compañerismo, claves en el mundo del tenis, y sobre todo en un niño. Pero llegó un momento en el que Kuhn vio que necesitaba un salto de calidad para poder alcanzar metas mayores, y esa oportunidad la encontró en Villena en la JC Ferrero Euqelite Academy (academia de Juan Carlos Ferrero), siendo entrenado por Fran Martínez bajo la supervisión del exnúmero 1 del mundo Ferrero.

IMG_2872-620x330.jpg
Kuhn junto a Juan Carlos Ferrero. Fuente: Industria del tenis

A los 12 años ya se encontraba entrenando en una de las mejores academias de España junto también a los mejores preparadores. Estaba dispuesto a dar ese salto que le hacía falta para enfrentarse al circuito profesional del tenis. En esta academia, le inculcaron los valores del trabajo y el esfuerzo del día a día. Pero todo tuvo un límite y tras seis años, decidió volver de nuevo a Torrevieja, donde actualmente trabaja con su nuevo equipo.

“Gracias a ellos también soy quien soy ahora, pero decidí irme porque necesitaba irme, necesitaba un cambio y veía que no podía mejorar ahí”, aclaró Kuhn

Kuhn también decidió sumar en su equipo y dejar su físico en manos de un fisioterapeuta para que cuide bien de su cuerpo en esta etapa tan trascendental. El propio tenista español asegura que “cuando salí de la academia estaba bastante tocado de salud. Entrenaba mucho y, con una edad tan joven, uno tiende a cascarse más. Jugar con dolor y sufriendo no es el mejor plan para un chico de 17 ó 18 años. Si estás así, a los 25 vas a ser un inválido. Fue una de las razones por las que dejé la academia. Muy poco descanso, no era bueno para nada“, explicó Nicola.

Por ello, junto a su equipo, llevaron a cabo un planning más pausado, quitando más horas de entreno y metiendo más intensidad.

¿Cuál es el estilo de juego de Nicola Kuhn?

Si no habéis visto nunca un partido suyo, no os preocupéis porque no tardará en llegar a la parte alta de la tabla. Pero antes de que eso llegue, dejadme que os cuente cómo juega el joven tenista español.

A pesar de que el tenis está evolucionando a pasos de gigante, y las jóvenes promesas que van saliendo a la luz como Alexandr Zverev, Denis Shapovalov o Borna Coric aplican un tenis muy directo, intentando acortar los puntos lo máximo posible; en Kuhn se puede observar que ha mantenido las bases del ‘tenista formado en España’.

Cuando me refiero a las bases de un tenista formado en España, me refiero a un juego similar a todos los españoles que llevamos tantos años viendo en televisión. Un juego de fondo, de peloteo. Y una de las características principales del juego del tenista alicantino es esa: la solidez en el juego de fondo. Intenta aprovechar sus golpes naturales y situarse siempre que puede en la línea de fondo, sobre todo ahora en torneos júnior y Challengers, porque sabe que el rival siempre va a fallar; por lo que aprovecha estas situaciones para ser más constante en el juego y conseguir más puntos gratis.

30kym14-1050x718
Kuhn en Roland Garros junior 2018. Fuente: tennismagazin

Su golpe preferido es el revés invertido a dos manos, ya que tiene un auténtico guante. No tiene tanta confianza en su derecha, y como bien recalca el propio jugador “tengo que mejorar muchas cosas, sobre todo la derecha, que es lo que más me está fallando pero la he mejorado mucho estos últimos tres meses.” En su estilo de juego tiene como referente a Djokovic, pero es consciente de la gran dificultad que supone llegar a ese nivel. Aunque por ganas y actitud no será.

Otra de sus características es su actitud serena a la hora de afrontar bolas importantes, ya que lanza muy buenos golpes estando bajo presión. Con cierta timidez, asegura que cada vez le está gustando cada vez más jugar en hierba asegurando que “llevo un año probando y me gusta. Mejorando detalles podría jugar bastante bien y en pistas rápidas “porque le pego bastante a plano” y la bola le corre mucho.

Balance de un gran año

Teniendo en cuenta la corta edad del tenista alicantino, el palmarés de Nicola Kuhn obviamente no puede ser muy amplio. A sus 17 años, este mismo año ha conseguido su primer título ATP Challenger del circuito en Braunschweig. Con este título, se ha convertido en el 15º tenista más joven de la historia (17 años y 3 meses) en conseguir un Challenger, por delante de jugadores como Nadal, Del Potro, Djokovic o Zverev. Empezó el 2017 como 787 del mundo, pero su buena hazaña durante el año junto a este título le ha permitido situarse en la posición 232, subiendo 555 posiciones desde el principio de temporada.

2017 ha sido un año muy especial también para Kuhn, y es que ha disputado su primer torneo del circuito ATP en el el ATP 250 de Shenzen. El jugador español tan sólo había disuputado las previas del Masters 1.000 de Miami, el Conde de Godó y el Mutua Madrid Open, pero nunca había logrado participar en un torneo ATP. Un gran logro para él que espera poder volver a repetir más a menudo la siguiente temporada.

kuhhn-5265317377
Nicola Kuhn en el ATP 250 de Shenzen. Fuente: ATP

En sus espaldas carga también un subcampeonato en la categoría junior de Roland Garros conseguido este mismo año, al igual que el título de dobles de este mismo torneo. A pesar de ello, Kuhn afirma que “no le doy mucha importancia a los júniors”.

“Ganar un júnior es algo importante, pero nada decisivo. Puedes ganar Roland Garros y luego no eres nadie. Le doy más prioridad a los Futures y a los ATP. Cuanto antes des el salto, mejor”

Tiene la mentalidad puesta en los futures de la ITF y los ATP, consciente de que son más importantes que los torneos júnior de Grand Slam. “De mi generación no nos veo llegando arriba a nadie ahora mismo, esto es muy difícil. Ganar aquí no te garantiza llegar al top-100 después.” Cuenta una curiosa anécdota sobre una charla que tuvo con Albert Ramos, y es que le dijo algo que le puso los pies sobre la tierra: “No te cambiará la vida ni perder ni primera ronda ni ganar este torneo. Yo me quedé en octavos en el júnior que jugué y ahora soy top-20, y otros de su edad que lo ganaron no han llegado a nada”.

Sin duda, Nicola Kuhn es un diamante en bruto al que le faltan aún por pulir bastantes cosas, pero no cabe duda de que está dejando destellos de calidad que le consagran como uno de los mejores representantes para, en un futuro, mantener a nuestro tenis en lo más alto de la tabla. Así que apunten bien su nombre, porque en un par de años empezará a darnos más de una alegría.

 

 

Deja un comentario