El laboratorio Pit lane

Marc Márquez, la leyenda continúa

Noviembre es el mes fatídico para los amantes del motociclismo, pues después de todo un año en el que los pilotos han quemado rueda por los circuitos de todo el mundo, el campeonato se despide hasta la próxima temporada. Además, en esta ocasión, el Mundial de Moto GP ha sido uno de los más disputados de los últimos años, entre Marc Márquez y Andrea Dovizioso, y las ganas de seguir viviendo espectáculo no cesan. Pero tan solo existe un remedio y es ser paciente para afrontar con ansias el inicio de la próxima campaña.

Volviendo al terreno únicamente deportivo, la leyenda Marc Márquez comienza a ser una de la más grandes de la historia del Mundial de motociclismo. Este podría ser un gran titular después de que el piloto de Cervera haya cosechado un nuevo título en Moto GP. Se trata del cuarto que consigue Márquez en la categoría reina, de los cinco que ha disputado, y el sexto si contamos los que logró en 125 cc (ahora llamado Moto3) en 2010 y Moto 2 en el año 2012. Durante esta temporada ha mantenido una gran batalla con Andrea Dovizioso, pero finalmente el título se ha decantado a favor del piloto de Repsol-Honda en una última carrera en Valencia cargada de tensión.

El GP de las Américas, su gran bastión

Maverick Viñales fue el gran dominador durante las primeras carreras del Mundial | Fotografía: Moto GP

La temporada no comenzó de la mejor manera posible, pues no encontró buenas sensaciones en la primera carrera en Qatar (4º) y en Argentina no pudo finalizar la carrera. A pesar de ello, Márquez nunca sintió la presión de que Maverick Viñales hubiera comenzado con dos victorias y dejando una muy buena imagen. Su primera victoria llegó en casa. Es verdad que Austin se encuentra en Texas, pero el GP de las Américas es el circuito por excelencia para Márquez. Desde que forma parte del Mundial, cinco años, no conoce a otro ganador más que al piloto español. En cierto modo, la mala racha inicial se olvidó y gracias a la victoria en su circuito estrella se armó de la confianza que necesitaba.

Regularidad para aguantar los tirones de Dovizioso

Con un inicio fulgurante de temporada, parecía que el gran rival de Marc Márquez este año sería Maverick Viñales. Aunque durante toda la campaña estuvo presente, la segunda mitad de temporada le ha perjudicado en la lucha por conseguir su sueño. Cuando las Yamaha bajaron el rendimiento fue cuando apareció el que verdaderamente se convirtió en el rival del piloto español. Andrea Dovizioso ha conseguido ser el piloto ganador que tanto apuntaba años atrás pero que nunca se había mostrado tan en su plenitud como en 2017. Hasta este año, el italiano tan solo había logrado dos victorias en MotoGP (una en 2009 y otra en 2016). Sin embargo, esta temporada Dovizioso ha salido victorioso en un total de seis grandes premios, al igual que Marc Márquez.

El gran duelo de la temporada fue el de Márquez y Dovizioso | Fotografía: Moto GP

Ante la gran capacidad mostrada por Dovizioso a la hora de conseguir alzarse con triunfos, Márquez tuvo que optar por la regularidad para poder imponerse en el campeonato. El piloto de Cervera vive cada carrera como si fuera única y trata de subir a lo más alto del podio en todas ellas. A pesar de ello, hay ocasiones en las que es consciente que acabar en segunda posición es tan vital para el Mundial como lograr la victoria. En gran medida este año ha sido una muestra de ello, pues para poder contrarrestar las victorias de Andrea Dovizioso era necesario mantenerse siempre en las posiciones más adelantadas posibles. La igualdad en cuanto a triunfos, seis para ambos, no ha sido igual en el número de podios. Márquez ha logrado subirse al cajón en 12 ocasiones (6-1º, 4-2º y 2-3º), mientras que el italiano tan solo lo ha hecho en 8 (6-1º, 1-2º y 1-3º).

Los abandonos condicionaron el Mundial

Aunque la regularidad fue una de las señas de identidad de Márquez, el Mundial estuvo muy condicionado por las tres carreras que el piloto español no consiguió finalizar. En gran medida, fue gracias a sus grandes resultados durante todo el año lo que le permitió dejar atrás los abandonos en Argentina, Francia y Gran Bretaña. En la historia de Moto GP, pocos son los pilotos que han logrado alzarse con el título de campeón del mundo con tres ceros. Uno de los ejemplos más claros es Valentino Rossi, pues el italiano no lo ha conseguido a lo largo de su carrera deportiva. Los resultados de Dovizioso, más allá de las seis victorias, no mantuvieron la regularidad que él hubiera deseado, pues en hasta siete ocasiones finalizó por detrás de la quinta posición. Rendimiento que contrasta con el de Márquez, cuya posición más atrasada fue el sexto lugar que cosechó en el gran premio de Italia.

Año tras año Marc Márquez continúa agrandando una leyenda que poco a poco se está convirtiendo en una de las más grandes de la historia de Moto GP. Con seis Mundiales a sus espaldas, en los últimos ocho años, el piloto español ya es el octavo con más título entre las tres categorías con tan solo 24 años. La próxima temporada volverá a subirse a la moto con la intención de alzarse con una nueva victoria en el Mundial. La labor no será fácil, pues tras una temporada algo irregular, las Yamaha, con Viñales y Rossi a la cabeza, tratarán de volver a lo más alto. Además, Dovizioso seguirá siendo uno de los rivales a seguir, al igual que su compañero de equipo Jorge Lorenzo, que tras un año acoplándose en la Ducati, intentará luchar por victorias. Llegar a los siete campeonatos de Rossi o los ocho de Giacomo Agostini siempre ha parecido una utopía, pero si alguien capaz de lograrlo ese es Marc Márquez.

2 comments

Deja un comentario