Inicio Lejos del foco

Lejos del foco: José Luis Gayà

En pleno apogeo del fútbol español, con la selección española conquistando la Copa del Mundo de Sudáfrica llegó el boom en Valencia de laterales izquierdos. Jugadores con un corte casi idéntico; complexión física mediana, veloces, con fácil llegada al área rival y muy jóvenes.

El primero de ellos fue Jordi Alba. El catalán debutó con el primer equipo del Valencia en 2009 de la mano de Unai Emery y tras tres temporadas en el primer equipo, se marchó al Fútbol Club Barcelona por cerca de 14 millones de euros siendo titular indiscutible hasta la fecha en el Nou Camp. El segundo fue Juan Bernat. El valenciano, tras la marcha de Jordi Alba, asumió a sus 19 años la titularidad a orillas del Turia y pronto cambió Mestalla por el Allianz Arena.

La hora de Gayà

Tras la marcha del último, le llegó la hora a José Luis Gayà. En su primera temporada (2014-2015) en las filas del primer equipo, el de Pedreguer se adueñó del carril izquierdo sin ningún tipo de problema. Con Nuno Espíritu Santo en el banco, Gayà lideró la temporada con más puntos de la historia del club y, hasta la fecha, es indiscutible en el lateral izquierdo.

Esta campaña, el valenciano suma 3 asistencias en Liga convirtiéndose, de esta forma, en el defensa más asistente de lo que va de temporada en LaLiga. Su nombre ya ha aparecido en numerosas ocasiones en las agendas de grandes clubes como Real Madrid, Juventus o Manchester City y eso solo puede ser sinónimo de estar haciendo las cosas muy bien.

¿Cómo juega Gayà?

Gayà encaja a la perfección con el juego de la Selección. Es un calco de Jordi Alba. Su velocidad y su gran capacidad física le permite encarnar a la perfección del carrilero. Destaca por su parcela ofensiva. Llegó a Paterna siendo delantero hasta reconvertirse en el lateral zurdo moderno que conocemos hoy en día. Los ataques del Valencia por la banda izquierda casi siempre llevan el sello del de Pedreguer. Sube y baja, sin parar.

¿Y la selección?

En la agenda donde no aparece el lateral zurdo es en la del seleccionador actual, Julen Lopetegui ni, anteriormente, en la de Vicente del Bosque. El joven alicantino a sus 22 años, no ha sido seleccionado aún por el combinado nacional aunque sí fue invitado para entrenar con la absoluta hace unos meses. Aunque en su momento fue asiduo a la sub-21, la presencia en la absoluta está fuera de duda en lo que refiere a rendimiento.

Su competencia en el combinado nacional no va más allá de los ya nombrados anteriormente Jordi Alba y Juan Bernat, además de Monreal y Alberto Moreno. El catalán es fijo en la agenda de Lopetegui como lo fue en la época de Del Bosque al frente de la Roja. La otra vacante se la sortean Alberto Moreno, Monreal y, en ocasiones, Juan Bernat.

El andaluz, que estuvo apunto de salir del Liverpool este verano, se ha asentado en el once titular de Klopp y, pese a que su temporada no está siendo notoria, ha llamado la atención del vasco.

También es del agrado del seleccionador Nacho Monreal. El jugador del Arsenal es titular indiscutible para Arsène Wenger por delante de Kolasinac  y está subido a la montaña rusa del club londinense. La irregularidad del histórico de la Premier estas últimas campañas, que ha llevado al club a disputar la Europa League, se ha adueñado de la plantilla y Monreal no escapa de ella.

Juan Bernat, ahora lesionado, llegó a vestir la elástica roja en varias ocasiones. En estos momentos, no presenta credenciales para lucirla muchas veces más. El valenciano es suplente en Baviera desde la salida de Guardiola y tiene muy difícil revertir la situación, pues tiene que repartirse los minutos con el austríaco y dueño del carril izquierdo del Allianz, David Alaba.

Por ello, en caso de que José Luis Gayà opte a recibir la llamada de la selección absoluta, deberá emplearse y destacar, más si cabe, en el equipo de Marcelino García Toral. Por si fuera poco, el defensa tendrá que lidiar con el joven aspirante al lateral valencianista, Antonio Latorre “Lato”, que está destacando en cada una de sus actuaciones en el primer equipo ché.

Deja un comentario