El laboratorio Inicio La pizarra

Los Minnesota Timberwolves de Jimmy Butler

Tal vez alguno considere una osadía considerar a la franquicia entrenada por Tom Thibodeau como se postula en el título de este artículo. Más todavía si uno se para a pensar que el bueno de Jimmy tan solo lleva 4 meses en Minnesota Timberwolves. Pero nada más lejos de la realidad, este es el equipo de Butler. Y no, no es que en tan poco tiempo los Wolves hayan cambiado de líder, no. Es que en tan poco tiempo ha llegado un líder a Minnesota y ha cambiado al equipo. Que es muy diferente.

Un año muy diferente en Minnesota Timberwolves

Actualmente el equipo de Tom Thibodeau ostenta el quinto mejor balance de toda la NBA empatado con San Antonio Spurs que ocupan la cuarta posición en la clasificación de la liga. Si echamos la vista un año atrás los Wolves de por aquel entonces KAT, Wiggins, LaVine y Ricky Rubio marchaban con el sexto peor balance de toda la NBA y muchos empezaban a considerar un fracaso lo que en teoría iba a ser la temporada definitiva hacía Playoffs, que para eso había llegado Thibodeau. Aquel equipo prometía y rebosaba talento joven pero tal vez fue ese exceso de juventud lo que les incapacitaba para poder hacer frente a partidos decisivos en los que se jugaban un puesto entre los ocho mejores de la conferencia Oeste.

Con el traspaso realizado el mismo día del Draft 2017, Jimmy Butler ponía rumbo a la fría Minnesota donde se reecontraría con su antiguo entrenador a cambio del pick 7 que acabaría siendo Markkanen y de Kris Dunn y Zach LaVine. Así, Chicago Bulls empezaba su reconstrucción y Thibs podía contar con una estrella de la liga ya consagrada. Un tres veces All-Star que consolidaría y daría fin a aquella reconstrucción a base de acumular altos picks del Draft. Karl-Anthony Towns, Andrew Wiggins y Ricky Rubio recibían a un líder, aunque el base español no llegó a coincidir con Jimmy, el que sí que lo ha hecho es Jeff Teague, que junto a Butler forma uno de los backcourts más infravalorados del Oeste.

Con Zach LaVine, Ricky Rubio, KAT y Wiggins Minnesota Timberwolves prometía tener mucho futuro que no acabó por cumplirse. Fuente: GMMO

Con la llegada de Jimmy G Buckets Thibodeau contaba con un hombre en el que plasmar su idea en la cancha, Butler sería la extensión de Tom en el parqué y así lo está siendo. El escolta natal de Houston imprime ese liderazgo y carácter a sus compañeros dentro de la pista. Este año los Wolves cuentan con un hombre que sabe cerrar partidos, que no le quema la bola en las manos en los peores momentos y que no sabe lo que es la irregularidad que caracteriza a buena parte de los jóvenes de la NBA y sobretodo a Wiggins en sus últimas actuaciones.

Un inicio desde segunda línea

Es de sobra conocido el liderazgo y atrevimiento de Jimmy Butler a la hora de distribuir roles en un equipo. Ya ejercía de co-líder con Derrick Rose en el vestaurio de aquellos Chicago Bulls del 2015-2016 que parecían poner en duda la tiranía de LeBron James en el Este. Por ello, se hacía extraño el poco protagonismo que obtenía en las primeras semanas de esta temporada. Es evidente que todo jugador por muy bueno que sea necesita un tiempo de adaptación pero no parecía que este fuese el caso. Jimmy cedía protagonismo desinteresadamente, ponía a Wiggins y Towns por delante de su propio protagonismo y el se encargaba de la faena bruta. Tal vez no quería crear ninguna incomodidad con los egos en el vestuario a sabiendas de que los rumores sobre mal rollo en el vestuario ya llevan varias temporadas siguiéndole aunque el propio Rose lo desminitió en su día. Pero todo eso acabó, los rumores y sobre todo su aportación como “segunda espada”.

Progresión estancada de KAT y Wiggins, protagonismo para Butler

Fue a mediados de noviembre cuando los de Thibodeau pasaron el peor momento en cuanto a resultados en lo que llevan de temporada, a partir de ese momento el bueno de Jimmy dio un paso adelante y sus números crecieron para acercarse a los que promediaba en la ciudad del viento. 21’1 pts, 5’3 reb, 5’1 ast y 2 robos son los promedios actuales de Jimmy Butler, menos el aspecto de los robos, el resto son algo más bajos que la temporada anterior, compresible si tenemos en cuenta que el año pasado Butler podía grabar en cada partido la película “Solo en el United Center”.

Jimmy Butler está entre los 10 más votados para el All-Star en su posición aunque tiene difícil ser titular ya que comparte posición con Curry y Harden. Fuente: USA TODAY

No estaba siendo el mejor comienzo ni de Karl-Anthony Towns y tampoco el de Wiggins tal estancamiento provocó una mayor adquisición de protagonismo del escolta texano. El center dominicano registra peores números que la temporada anterior excepto en robos y el alero número uno del Draft 2014 también promedia alrededor de seis puntos menos que el curso pasado. El que fuera traspasado en su momento por Kevin Love, tan solo ha mejorado en la faceta de los robos, y es que parece que Tom ha inculcado el concepto de robar y correr a cada integrante en Minnesota, pues son el tercer equipo que más robos realiza por partido, un total de 9.1 por partido.


A parte de la discreta temporada de Wiggins y KAT el resto de la plantilla está jugando notablemente como es el caso de Jeff Teague que promedia 13.4 puntos, 7.2 asistencias, además de 1.6 robos (más que la temporada pasada como comentábamos anteriormente); o el caso de Taj Gibson que está en su mejor promedio anotador (12 puntos) desde la temporada 13-14 (13 puntos) y está reboteando más que cualquier año de su carrera desde que empezó en Chicago Bulls en la 2009-10. En otros aspectos en los que el ala-pívot tiene los mejores números de su carrera es en el acierto de tiro (57.4%) y como no, en robos, 0.8 por partido.

Esta noche Minnesota Timberwolves juega frente a Orlando Magic en la tierra de Disney, de ganar a Aaron Gordon, Fournier, Vucevic y compañía, los de Tom Thibodeau serán terceros en solitario, tan solo por detrás de Golden State Warriors y Houston Rockets a los que igualarían en victorias. Es descabellado pensar en el anillo, para una franquicia que hace 13 temporadas que no pasa de la temporada regular y más si tenemos en cuenta la maduración de otros proyectos como los propios Warriors, Rockets o en el Este Celtics, Cavs o Raptors. Lo que está claro es que Thibodeau debe regular a sus titulares (de sobra es conocido el extremo uso que hace de sus titulares) para poder dar guerra en Playoffs. ¿Hasta dónde pueden llegar estos Wolves si Towns vuelve a recuperar la progresión que prometía y Wiggins dejará de preocuparse tan solo en anotar?

 

 

2 comments

Deja un comentario