El laboratorio Inicio La medular Tribuna

Primeros cambios de cara a la nueva Champions League

Hace pocos días fue anunciada por la UEFA la forma en la que se repartirán las 26 plazas para equipos que se clasificarán de forma directa, sin pasar por la fase previa. Es decir, que solo 6 equipos accederán a través de la ronda de play-off que se disputa en agosto. La institución que maneja el fútbol en Europa ha anunciado las nuevas normas de manera discreta, y pocos medios han dado espacio a unos cambios que van a afectar directamente a la competición. Quizás no divulgan estas modificaciones a sabiendas de que muchos aficionados van a estar en contra. Puede que muchos países pasen bastantes años sin volver a ver a uno de sus equipos en la máxima competición continental. Y, a continuación, os explicamos por qué.

Con el nuevo formato será más difícil ver equipos pequeños en el torneo

Las cuatro grandes ligas, según cociente UEFA, tienen seguras 4 plazas. Es decir, el cuarto clasificado de España, Inglaterra, Italia y Alemania no debe pasar por ronda previa para acceder a la Champions League. Por ejemplo, el Real Madrid, si acabase cuarto la temporada, accedería directamente. Este nuevo formato favorece las pretemporadas de los equipos grandes de esas ligas. Ya no habrá un cuarto clasificado de estas ligas preocupado por el futuro de su temporada en pleno verano.

Un escalón por debajo se encuentran la liga francesa y la liga rusa. Estas dos competiciones llevarán, de manera directa, dos equipos. En Francia, la segunda plaza tiene un gran valor. Y esto lo saben Lyon, Mónaco y Olympique de Marsella. El mismo caso ocurre en Rusia, donde 4 equipos equipos disputan la segunda plaza con tan solo 2 puntos de diferencia.

Portugal, Bélgica, Ucrania y Turquía solo llevarán al campeón de su liga de forma directa. Dos de los tres grandes portugueses: Oporto, Benfica y Sporting de Portugal tendrán que aferrarse a la fase previa, o ni eso. Al igual que los equipos turcos, donde este año la igualdad en la parte alta de la tabla nos está dejando una Süperlig muy interesante.

El campeón de la Champions League también tiene una plaza asegurada para la siguiente edición. Pero, si se clasifica mediante uno de los procedimientos anteriormente mencionados, esta plaza corresponde al campeón de la liga de la Republica Checa, siguiente liga con mayor ranking según la UEFA. Con toda seguridad, el año que viene veremos en Champions League al Viktoria Plzen, líder indiscutible de la primera división checa. Muchos os preguntaréis que sucede con Paises Bajos, Escocia, Suiza o Grecia. No sois los únicos, yo también lo cuestiono.

La última de las 26 plazas directas corresponde al campeón de la Europa League. Si se da el caso de que ha conseguido clasificarse para la competición mediante su posición en liga, esta plaza directa corresponderá al tercer clasificado de la liga francesa. Aunque es más complicado. Por ejemplo, el Manchester United, último campeón de la Europa League, no hubiera dejado esta plaza vacante para los equipos franceses.

Todavía queda por saber el reparto de las seis últimas plazas. Pero, sin ninguna duda, estas nuevas reglas van a hacer de la Champions League una competición cerrada, casi herméticamente, a equipos de pequeñas ligas. Durante estos últimos años, la Ruta de Campeones de la fase previa aseguraba a algunos campeones de ligas menores su participación en la competición. De esta forma hemos visto a equipos como Astana, Qarabag, Legia, BATE Borisov o APOEL Nicosia competir al máximo nivel durante estos últimos años. Por desgracia, de aquí en adelante será más difícil. Podéis comentar justo abajo que os parece este cambio de normas. Y es más, os lanzo una pregunta que me gustaría debatir: ¿Creéis que con este tipo de normas pretende la UEFA allanar el terreno hacia una liga europea? Nos leemos.

3 comments

Deja un comentario