El laboratorio La pizarra Lejos del foco

Lejos del Foco | Donovan Mitchell

Si algo bueno tiene la NBA es que cada año podemos disfrutar de una nueva camada de jóvenes talentos. Algo que no ocurre en otros deportes, y que en la NBA se da temporada tras temporada. En este Draft de 2017, se ha hablado mucho de los top de la selección, como Lonzo Ball en Lakers o Markelle Fultz en Philadelphia (aún con mucho por demostrar). Pero podemos evidenciar que esta temporada está siendo la de las sorpresas, y es que varios jugadores ya se han destapado como los robos del draft, como Kyle Kuzma (nº 27 del draft) o Donovan Mitchell, seleccionado en la décimo tercera posición por Denver Nuggets, pero traspasado a Utah Jazz.


Etapa universitaria

Es cierto que el escolta ha irrumpido de gran forma en la NBA, solamente tenemos que ver las mejores jugadas de cada semana para ver al pequeño “Spider” entre los más destacados. Y es que, en su etapa universitaria la velocidad en sus movimientos y su atletismo eran los puntos fuertes a destacar de Donovan Mitchell.

Donoval Mitchell jugando en su etapa universitaria. Fuente: Esperando Marzo.

En su última temporada en la NCAA ya demostró lo que podría hacer en la NBA. Un escolta de baja estatura comparado con la media (1´91), que promediaba 15´6 puntos por partido, 4´9 rebotes, 2´7 asistencias y 2´1 robos. Pero lo que más destacaba era su capacidad para finalizar cerca del aro. Con defensas o sin ellos, Donovan Mitchell tiene una gran capacidad para llegar al aro debido a su atletismo. Está claro que el crecimiento del jugador año tras año ha ido mejorando, pero sobretodo en algunos puntos importantes de su sistema de juego.

 

Estadísticas en la NCAA de Donovan Mitchell
El tiro y la compenetración con sus compañeros son los puntos que ha tenido que mejorar el escolta de Utah Jazz en el pasado verano (antes del Draft). Algo que le convenía mejorar de cara a jugar como profesional en la NBA. En la NCAA a veces se le criticaba por precipitarse a la hora de leer las jugadas, no tener pausa con el balón en las manos, y no buscar lo suficiente a sus compañeros cuando era necesario. Además de su altura que era algo que a los equipos de la NBA echaba para atrás a la hora de seleccionarle en el Draft.

Mejora de cara a la NBA

Cuestionado para llegar a la NBA, Donovan Mitchell ha decidido demostrar al mundo del baloncesto qué es capaz de hacer. Mejorando su capacidad de tiro, llegando a un 43´9% (40´8% en la universidad) Mitchell no solamente ha conseguido mejorar en el tiro. Además, promedia 3´5 asistencias por partido mejorando así su capacidad de organización. También la mejora en cuanto a rebotes, con 3´5 rebotes por partido, una progresión que era evidente debido al brutal atletismo que muestra Spida partido tras partido.

Donovan Mitchell haciendo gala de su atletismo. Fuente: Deseret News.

A principio de temporada sonaba raro que la elección nº13 del Draft, que fue traspasada a Utah por una elección y Trey Lyles, sonara para llevarse el “ROY” de la temporada. Pero es que Mitchell está demostrando ser uno de los líderes de la camada de 2017. Datos como: 4º con mejor porcentaje en tiro de tres entre los “rookies”, una estimación de un  28% en jugadas de Utah que realiza Mitchell. Está siendo uno de los líderes en Utah, ayudando a que el equipo se cuele para luchar por el play-off (10º con récord de 30-28).

Donovan Mitchell participará en el All-Star 2018

Pero no solamente se destaca su firmeza en ataque. Uno de sus puntos fuertes desde la universidad es la defensa. Tiene una gran capacidad de defender a jugadores más altos que él. A pesar de su altura, que siempre será un lastre en su carrera, Spida Mitchell está demostrando que no es un inconveniente. Su buena capacidad atlética, un ágil y veloz movimiento de pies, enlazado a la intensidad a la que se somete cada partido hacen que sea un buen defensor a nivel profesional. Además, promedia 1´5 robos por partido, un punto más a favor de Mitchell en este aspecto.


En resumen, varios son los puntos fuertes que alejan a Donovan Mitchell de la mayoría de rookies de su año. Primero su atletismo, que le hace llegar al aro con tremenda facilidad, y además conseguir faltas, en las que promedia un 83´6%. Un segundo dato que avala su rendimiento es su mejora en la eficacia de tiro, con una gran capacidad para anotar en “catch and shoot”Y, por último, su manera de defender. A pesar de su altura, defiende excelentemente a jugadores más altos que él, tanto en perímetro como en zona.

Un jugador que a principio de temporada no parecía poder sorprender a muchos, pero que lo está haciendo. Su juego le ha hecho ser llamado para participar en el concurso de mates del All-Star de la NBA que se celebra en Los Ángeles, sustituyendo a Aaron Gordon. Para muchos, que Mitchell sea la segunda opción no fue del todo aceptado, pero finalmente estará en el concurso de mates. Además, también formará parte del equipo de EEUU en el Rising Stars. Seguro que demostrará su talento natural en la noche de las estrellas.

 

 

One comment

Deja un comentario