El laboratorio Pista central

2018: El año de apostar por los nuevos talentos

Roger Federer acaba de proclamarse número uno del Ranking ATP arrebatándole ese privilegio a su queridísimo amigo Rafael Nadal. El suizo se convierte en el tenista más longevo en conseguir la primera plaza. A muchos especialistas de este deporte les aburre que los títulos desde hace más de diez años sean siempre para los mismos. En lugar de pensar que el problema del tenis es que los campeonatos los ganen asiduamente tanto Roger como Nadal en la actualidad, hay que criticar el hecho de que no aparezcan  nuevos talentos que puedan “jubilar” a los dos mejores tenistas de la historia.

Este año ha comenzado igual que el anterior. Federer se ha vuelto a coronar en el Open de Australia. Para el bien de este deporte, es hora que los talentos como Alexander Zverez o Dominic Thiem den un paso al frente y se postulen como serios candidatos a arrebatar el trono de la raqueta al Big Four. El año pasado les permitió asentarse en el Top Ten y en 2018 se espera grandes cosas de ellos.

¿Qué han ganado hasta el momento?

Thiem posee en su haber nueve títulos, sin embargo, ninguno de ellos importante, ya que hasta la fecha no ha conseguido ganar ni Masters 1000 ni Grand Slams. Siete, son de ATP 250 y solamente dos, de lugares más importantes como los ganados en Acapulco en 2016 y Rio de Janeiro al año siguiente. La semana pasada se proclamaba campeón en Buenos Aires, lo que significa que viene pegando fuerte.

 Alexander Zverez ha levantado menos títulos que el austriaco, pero al menos sus vitrinas tienen trofeos Masters 1000. El 2017 es un año para el recuerdo del alemán, debido a que se convertía en vencedor contra todo pronóstico en los torneos de Roma y Canadá. Además, también se hizo con campeonatos menores como los ATP 250 de Munich y Montpellier, y el ATP 500 de Washington.  

zverez
Zverez posando con su trofeo de ganador en Roma. Fuente: El Español

La mayor necesidad de ambos

            Actualmente, Alexander y Dominic se encuentran quinto y sexto clasificado en el Ranking ATP, respectivamente. Para dar ese pequeño salto que les conduzca a la cima, deben mostrar más regularidad al cabo de una temporada.

Ambos talentos son capaces de todo. Desde llegar a la semifinal de Roland Garros, como es el caso de Thiem o proclamarse vencedor en un Masters 1000 como el nacido en Hamburgo, hasta eliminarse a la primera de cambio en un Grand Slam.

Se desconoce las causas de la irregularidad de ambos, puede ser que les haya pasado factura el aspecto físico, ya que no están aclimatados al circuito, o tal vez, sea solamente malos resultados y nervios en momentos decisivos debido a la falta de experiencia.

Además de ser más constantes a la hora de ir afrontando distintos torneos y diferentes tipos de pista, hay que exigirles mejores resultados tanto en Masters 1000 como en Grand Slam. Son jugadores que se complementan.

En caso de “Sascha”, aunque haya logrado ganar dos Masters importantes, debe sacar mejores resultados en los otros torneos, porque su mejor resultado después de esos dos títulos son cuartos de finales en Madrid y Miami. Cuarta Ronda de Wimbledon es la fase que más lejos ha alcanzado en un Grand Slam.

El austriaco es justamente todo lo contrario al alemán. El pasado año no bajo de la cuarta ronda en ningún gran torneo, incluso llegando a las semifinales de Roland Garros, pero en los Masters le cuesta más mostrar su mejor nivel. Sus logros son llegar a la final de Madrid y semifinal de Roma.

Dominic Thiem
Thiem celebrando la victoria ante Djokovic en Roland Garros. Fuente Nachrichten

¿Por qué creer en ellos?

            Los dos pueden adaptarse perfectamente a cualquier superficie, y compiten a un máximo nivel tanto en tierra batida como en pista dura. Son capaces de plantar cara y vencer a cualquier rival que tengan enfrente, por ejemplo ambos han logrado doblegar al actual número uno Roger Federer.

Aun teniendo que mejorar algunos aspectos de sus respectivas formas de jugar, son tenistas muy completos que poseen un buen saque, la capacidad de jugar desde el fondo de pista, una gran muñeca e incluso una buena subida a la red.

Por todo esto y por su tempana edad, son los dos jugadores del circuito con más posibilidades de triunfar en el mundo del tenis.

One comment

Deja un comentario