El laboratorio Inicio Pista central

La transformación de la Copa Davis

Hoy venimos a hablaros de la Copa Davis. Sí, ese torneo que tantas alegrías nos dio en 2008, 2009 y 2011; cuando España tuvo el monopolio liderado por Rafa Nadal. Pero no queremos hablar de los logros, sino de la última hora que ha acechado el mundo del tenis y a este preciado torneo. ¿Qué ha pasado? Pues que Gerard Piqué, sí, el jugador del Barça, ha cambiado la Copa Davis y se ha hecho con el poder de la competición. Me explico.

La Copa Davis nació en 1900, pero en 1981 cambió el formato, creando el Grupo Mundial en el que solo entrarían los 16 mejores países del mundo. Pero esto desaparecerá en 2019. Desde 2015, el jugador del Barça llevaba reuniéndose con los altos mandos de la ITF para cambiar el formato de la Copa Davis, que como sabemos, siempre se ha realizado a lo largo de todo el año, poniendo una sede para cada enfrentamiento entre dos países. Así, hasta llegar a la final en noviembre, en la que la sede se decide entre los dos países finalistas. Finalmente, la ITF ha aceptado la propuesta de Kosmos, la empresa del futbolista catalán.

Los enfrentamientos se llevaban a cabo durante tres días: en el primero dos partidos individuales, el segundo el turno de dobles, y el tercero era el definitivo (si la eliminatoria no se había cerrado en dobles) jugando de nuevo dos partidos individuales. Como bien es sabido, el formato era a cinco sets, tanto en los partidos individuales como en los dobles.

Piqué renueva la Copa Davis

Para esta primera edición, que se llevará a cabo en 2019, se enfrentarán los 16 países que ya han disputado el Grupo Mundial, más dos invitados. De momento, España está dentro. Entre las grandes novedades destaca que la Copa Davis pasa a un formato como el Mundial de fútbol, buscando la misma repercusión: Se crearán seis grupos con tres países en cada uno, pasando así los seis primeros y los dos mejores segundos..Los clasificados se enfrentarán en cuartos de final, ya a eliminatoria directa.

showimage.jpg
Piqué ha sido uno de los principales promotores de este cambio. Fuente: 7dias

Se celebrará a lo largo de una semana a finales de noviembre, en la que normalmente se celebraba la final hoy en día. Los enfrentamientos pasan de jugarse a cuatro partidos individuales y un partido de dobles a ellos a cinco sets todos ellos, a jugar dos individuales y uno dobles a tres sets en una misma jornada.  

También desaparecerá el factor cancha, ya que la sede será neutral. La ITF ha asegurado que “varias ciudades de renombre mundial ya han expresado su interés”. También cambia el formato de la competición, ya que se seguirá el formato round-robines decir, por grupos. Una de los primeros tenistas activos que ha dado el visto bueno a esta nueva Copa Davis ha sido Rafa Nadal:

“Cuando una cosa no funciona a la perfección hay que buscar soluciones. Es una buena iniciativa que puede funcionar, ojalá tenga éxito”

Las fechas en las que se celebraban la Copa Davis a lo largo del año, que ahora quedaban vacías, serán cubiertas por exhibiciones millonarias. Por lo que las grandes estrellas que hasta ahora decidían no asistir a las eliminatorias que estaban cerca de los Grand Slam, podrían entrar en negocios para asistir a estos eventos.

Cuando se juegue la final, al mismo tiempo se jugará una eliminatoria entre los mejores del Grupo I, en los que los ocho ganadores entrarán directamente en la Copa Davis de 2020.

Los pros del nuevo formato

Los cambios impulsados por la empresa de Piqué van a generar un gran número de pros, pero, ¿cuáles son?

Como bien hemos comentado, la Copa Davis se celebrará en una semana. Esto favorece de forma muy notable el calendario de los jugadores, ya que hasta ahora la Copa Davis cortaba y cargaba de forma brusca la temporada de los tenistas, por lo que muchas de las estrellas no asistían. Algo que no favorece al tenis. Como bien ha asegurado el ex número 1 del mundo Juan Carlos Ferrerro “la Copa Davis acarrea estrés y cansancio y este nuevo formato sería una solución”. Por ello, esta nueva forma de llevar a cabo la Copa está siendo bendecida por gran parte de los tenistas, lo que favorecerá también que asistan los mejores tenistas en representación de los países, por lo que la competición daría un gran salto de calidad. Ferrerro también añade que “reducir la Copa Davis a una semana y que no te ocupe todo el año es una solución para que el calendario no esté tan cargado. Habrá que probar para ver si funciona o no”.

Al estar financiada por Kosmos y respaldada por Rakuten, los premios en metálicos serán mucho mayores, tanto para los jugadores como para las sedes, lo que también llamará a participar a los mejores. Pero no sólo favorece al calendario de los jugadores, sino también a los espectadores. Ya que el formato es mucho más vistoso, entretenido y menos pesado.

“La intención es crear un gran final de temporada que sea un festival de tenis y entretenimiento, y que cuente con los mejores jugadores del mundo representando a sus naciones para definir a los campeones de la Copa Davis”, aseguraba el presidente de la ITF David Haggerty.

Sinceramente, no le encuentro muchas contras a esta nueva forma de desarrollar la Copa Davis. Lo único que sí puede perjudicar es la participación de tenistas no tan conocidos y con gran proyecto, ya que hasta ahora, la no participación de los grandes tenistas de cada país favorecía que los menos favoritos tomaban las riendas. Pero no nos engañemos, todo el mundo quiere ver a los mejores, y más en un formato tan dinámico como es el round-robin. Aún así, por muy llamativo que parezca, tendremos que esperar a noviembre de 2019 para saber si este formato funciona o no.

Deja un comentario