Inicio

Lejos del Foco| Alberto Abalde

No descubrimos nada al decir que Alberto Abalde es una de las más prometedoras perlas del baloncesto español. Algo que se podía intuir si vemos el legado familiar que le acompaña. En casa ha tenido el ejemplo de su padre, ex jugador del Obradoiro y OAR Ferrol entre otros, y de su hermana, Tamara, internacional con la absoluta española y en el Mann Filter en la Liga Día.

Inicios en el DKV Joventut

El protagonista de hoy en Lejos del Foco, es el claro ejemplo de una cantera bien trabajada como la de Badalona. Pese a que la situación del club no es la ideal, La Penya no deja de forjar jóvenes promesas, en su mayoría dentro del panorama español.

Alberto Abalde es un ejemplo más de la gran cantera que caracteriza al DKV Joventut. Fuente: Liga ACB

Alberto fue quemando etapas en el Joventut durante 3 años. Su adaptación al primer equipo como habitual no fue nada complicada. En su primera temporada jugó 21 encuentros, cuatro de ellos como titular y demostró que si se lo permitían podría marcar las diferencias. Así fue el siguiente curso en el que el de A Coruña se hizo con un sitio en el quinteto titular.

Ejemplo de su progresión fue el liderazgo que ejerció en sus dos últimos años. En la temporada que se despedía de la familia de Badalona fue el líder de un Joventut que se salvó in extremis de descender a LEB Oro. Su rendimiento individual no pasó desapercibido y fue incluido en el Quinteto Ideal Joven de la Liga Endesa 2016/2017. Abalde fue el segundo más votado por detrás de Luka Doncic y fue el único integrante español de tal combinado.

¿Cómo juega Abalde?

El pequeño de la família Abalde es un alero que encaja a la perfección con el rumbo que está cogiendo tal posición en el mundo NBA y por derivación en el baloncesto FIBA. Sus 2,02 le permiten adaptarse a cualquier posición de las tres exteriores.

En su primera temporada en el Valencia no solo ha demostrado que puede ser un jugador importante en la rotación sino que además ha dado un paso adelante y a pesar de su joventud (21 años) cogió la responsabilidad de llevar las riendas del equipo desde la posición de base debido a las lesiones.

Las bajas de Guillem Vives, Antoine Diot,Sam Van Rosson y Sergi García provocaron que el joven Abalde se hiciese cargo de la dirección del juego con sus 2,02 metros de altura. Tarea que ha ejecutado con notables actuaciones. La joven perla de la cantera de Badalona está llamado a ser un jugador completo. A la exquisita técnica y una mécanica de tiro depurada, factores que explican sus buenos números desde la línea de 3 (37% esta temporada y 42% la anterior) como en el tiro de 2(42% en el presente curso y 53% en el anterior) sumó una gran labor defensiva en su juego. Hecho que tuvo como principal ayudante a Salva Maldonado, actual entrenador del Movistar Estudiantes. 

Durante su formación como joven promesa ya se preveía que su técnica iba a ser de lo mejor de la Liga Endesa, aunque muchos desconfíaban de su defensa y su físico. Es en esta segunda faceta en la que ha explosionado en su última etapa. No hay más que comparar su actual cuerpo con el de hace dos años cuando aún militaba en el DKV.

Alberto Abalde está dejando muy buenas actuaciones en su primer año como taronja. Fuente: Getty Images

Es en el rebote en lo que aún tiene mucho margen de mejora. En la actual temporada tan solo recoge 2,6 rebotes por partido aunque ya ha trabajado con Ocampo para incrementar sus números en la parcela reboteadora. Sin lugar a dudas, puede convertirse en el próximo alero de futuro del Valencia Basket. Su completo dominio de casi todas las facetas de juego sumados a su desparpajo y valentía pueden hacer de Alberto, un gran destacado jugador en los próximos años.

Por si su potencial no fuera suficiente, cuenta con dos mentores de lujo en su equipo. Tanto San Emeterio como Joan Sastre son espejos en los que cualquier alero debe fijarse. Seguro que más de algún consejo ha recibido el gallego.


El actual alero del Valencia Basket puede ser el perfecto heredero para tal posición en la selección nacional. El declive de rendimiento (comprensible por la edad) de Rudy Férnandez y la tardía explosión de San Emeterio y Joan Sastre hacen junto a la proyección de Alberto que el gallego pueda ser el 3 del combinado español durante la próxima década.

Para ello deberá seguir cumpliendo etapas en su proyección como lo ha está haciendo estos años. Tanto el aficionado valenciano como el español habrá pensado en las palabras de Guille Giménez al ver a Abalde jugar. “Tenemos que hablar de Abalde”. Desde luego, que lo merece.

Deja un comentario