tour de flandes
A la fuga El laboratorio Pedalier

Niki Terpstra reina en el Tour de Flandes

Segundo monumento ciclista del año y segunda “sorpresa” en forma de victoria. Por el momento, las grandes citas del calendario internacional están siendo protagonizadas por ciclistas que, a priori, no aparecían en las quinielas, pero que su trabajo y, especialmente, su calidad les hace brillar con luz propia. Pocos días después del triunfo de Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) en la Milán-San Remo, después de un ataque certero en el momento oportuno, llegó Niki Terpstra (Quick Step-Floors) para repetir una misma estrategia, aunque en un escenario diferente, el Tour de Flandes.

Por caprichos del destino o por pura casualidad, lo cierto es que Niki Terpstra probó fortuna a más de 25 kilómetros de meta, después de que Nibali moviera el avispero. Al italiano le faltaron las fuerzas, pero sabía cuál era el momento para lanzar el ataque. Terpstra reaccionó, más tarde soltó a Nibali y consiguió la ventaja suficiente antes del último paso por el Kwaremont y el Paterberg para lanzarse a meta. Tras el triunfo cosechado en Roubaix en el año 2014, Terpstra ha conseguido su segundo monumento ciclista y agranda su leyenda dentro de las clásicas de pavé. Otro de los hombres que deslumbró fue Mads Pedersen (Trek-Segafredo). Segunda posición con tan sólo 22 años y dejando la sensación de que hay un gran ganador para años futuros.

Exhibición de Quick-Step

Las clásicas belgas, año tras año, suelen tener un nombre en común y ese es el del equipo de Patrick Lefevere. En esta edición del Tour de Flandes, el Quick Step-Floors ha vuelto a dar una lección de trabajo en equipo y de compromiso por encima de las individualidades. No importa quién consiga la victoria, siempre y cuando el que alce los brazos vista los colores de Quick. El equipo belga movió la carrera cómo y cuándo quiso y finalmente la estrategia le salió a las mil maravillas.

Posiblemente el caballo ganador era Phillipe Gilbert, que defendía el título del pasado año, pero los constantes movimientos del equipo para desgastar a los rivales dejaron a Niki Terpstra con una ventaja suculenta. Es en este punto es donde la grandeza de Quick-Step comienza a relucir. Todos los ciclistas tienen las características y la capacidad de poder llevarse la victoria y, al mismo, tiempo de trabajar para que el equipo consiga el objetivo, que no es otro más que el triunfo.

Tour de Flandes
Phillipe Gilbert celebra el triunfo de Tepstra señalando el logo del equipo | Fotografía: Quick-Steo

Las figuras de Gilbert, que acabó en tercera posición, y Zdenek Stybar en el grupo perseguidor frenaban a hombres como Sagan, Van Avermaet, Bennot o Vanmarcke. Una vez comenzaron las dudas entre los favoritos antes del último paso por el Kwaremont y el durísimo Parterberg, Terpstra empezó a ganar enteros para llevarse la victoria en el Tour de Flandes. Finalmente, la capacidad de rodar en solitario decantó la balanza a favor del holandés. Desde 1986, con la victoria de Adri Van der Poel, un ciclista de los Países Bajos no conseguía imponerse en las cotas adoquinadas de Flandes.

Dos grandes revelaciones: Pedersen y Cortina

Además de la exhibición de Quick Step, dos de los grandes nombres que resonaron en este Tour de Flandes fueron los de Mads Pedersen e Iván García Cortina. El danés de Trek-Segafredo finalizó en segunda posición con tan solo 22 años y dio una clase magistral de constancia y fuerza. Después de muchos kilómetros en fuga, Pedersen perdió unos metros con respecto a Terpstra en la parte final del Kwaremont, pero no bajó la cabeza y mantuvo una dura lucha que impidió que el holandés pudiera relajarse. Más allá de la segunda plaza, las sensaciones que dejó el jovencísimo Pedersen fueron de un gran campeón y que seguro que dará que hablar en los próximos años.

tour de flandes
Iván Cortina coronando el Kapelmuur | Fotografía: Bahrain-Merida

Por lo que respecta a Iván García Cortina, igual no fue tan espectacular como Pedersen, pero su participación fue más que esperanzadora para el ciclismo español. Fue uno de los integrantes de una fuga que costó mucho que se conformara y, además, no se arrugó, pues en todo momento se mostró competitivo y dejándose ver. Como pequeño éxito personal, Cortina consiguió coronar el Kapelmuur en primer lugar y fue el último en ser alcanzado por el grupo de favoritos. El ciclista asturiano realizó un derroche de energía y dejó claro que se trata de un ciclista distinto a lo vivido los último años en el ciclismo español. Tras la retirada de Juan Antonio Flecha, Flandes y Roubaix quedaban muy alejadas del círculo español, pero con Cortina España estará más que representada en los próximos años.

Un Tour de Flandes distinto entre los favoritos

Entre los grandes favoritos a la victoria del Tour de Flandes 2018 la carrera se vivió de manera más tranquila y con pocos movimientos. Esta tranquilidad se llevó hasta tal extremo que no vieron que el movimiento de Niki Terpstra podía acabar como finalmente acabó. Durante gran parte del recorrido, Peter Sagan y Greg Van Avermaet mantuvieron una gran sangre fría y esa situación finalmente les pasó factura. Sagan, después de la victoria en la Gante-Wevelgem, llegaba a Flandes como el gran rival a batir. El eslovaco siempre se mantuvo en las posiciones de cabeza y cuando todo apuntaba a que la victoria sería para Terpstra arrancó en solitario en busca de una gesta prácticamente imposible.

En el mismo lugar que Sagan, ciclistas como Van Avermaet, Tiesj Bennot (Lotto-Soudal), Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), Oliver Naesen (AG2R La Mondiale) o Sep Vanmarcke (Education First-Drapac) dejaron escapar la oportunidad, pues, aunque siempre estaban en los cortes buenos, sucumbieron y cayeron en las garras de la estrategia Quick-Step. Finalmente, lucharon por las posiciones de honor, pero lejos del objetivo de la victoria.

Roubaix en el horizonte

En un abrir y cerrar de ojos, se ha consumido toda la temporada de pavé, a excepción del plato fuerte, la gran carrera: París-Roubaix. La temporada de clásicas está siendo un tanto decepcionante entre algunos ciclistas como Greg Van Avermaet, pero el infierno de Roubaix le da la vuelta a todo y una victoria te encumbra a lo más alto. Por seguir personalizando en el belga, Van Avermaet defiende título y en los míticos tramos como Arenberg, Carrefour de l’Arbre y Mons-en-pévèle lo dará todo para mantener su corona en el velódromo de Roubaix. La competencia será máxima. Sagan buscará brillar en una carrera que no se le da del todo bien y ciclistas como Gilbert, Bennot, Stuyven o el propio Terpstra buscaran una de las victorias más prestigiosas.

Vídeo resumen Tour de Flandes 2018

Clasificación Tour de Flandes 2018

2 comments

Deja un comentario