bob jungels
A la fuga El laboratorio Pedalier

Bob Jungels arrasa en las cotas de Lieja

La temporada de clásicas ha llegado a su fin. Los amantes de las carreras de un día deberán recrearse en lo vivido durante estos meses hasta que vuelvan con la Clásica de San Sebastían y el Giro de Lombardía.  A pesar de ello, el espectáculo de las clásicas no podía tener un final mejor que lo vivido en la Lieja-Bastogne-Lieja. Bob Jungels sorprendió con una gran exhibición en la ‘Decana’ a sus rivales y, con un ataque a más de 20 kilómetros de meta, se impuso con claridad. Michael Woods, segundo, y Romain Bardet, tercero, tan solo pudieron luchar por los puestos de honor en el podio

El gran favorito a llevarse el triunfo, Alejandro Valverde, no encontró en ningún momento las sensaciones que buscaba y la dureza vivida durante las cotas de Lieja dejaron al cuatro veces campeón de la ‘Decana’ sin su quinto triunfo y sin la posibilidad de poder igualar a Eddy Mercx. El ciclista español tuvo que conformarse con la decimotercera plaza y cierra unas Ardenas un tanto agridulces, aunque su simple presencia ya impone respeto a sus rivales.

Bob Jungels vuela en Lieja

Faltan calificativos para definir lo realizado por un soberbio Bob Jungels en la Lieja-Bastoña-Lieja. El ciclista luxemburgués rompió lo que durante años y años se había convertido en el atractivo de la ‘Decana’, que los ciclistas se jugaran la carrera en la dura ascensión final del último kilómetro. A diferencia del ‘pavé’, un ataque lejano en las clásicas de cotas en muchas ocasiones supone un gran esfuerzo que no conlleva la recompensa esperada. Los equipos se pueden organizar mejor y dar caza al fugado. Sin embargo, Bob Jungels desafió al grupo de favoritos en un momento crítico de la carrera. Con cerca de 230 kilómetros en las piernas y donde las cotas ya comenzaban a hacerse duras, el campeón luxemburgués lanzó un órdago que ninguno de sus rivales supo alcanzar a tiempo.

bob jungels
Bob Jungels atacó en solitario en busca de una victoria épica | Fotgrafía: ASO

Parecía difícil que una estrategia tan arriesgada saliera bien, pero no solo eso, sino que salió perfecta. Con el ataque de Jungels a más de 20 kilómetros para la línea de meta en la Côte de la Roche aux faucons, los favoritos, aunque ya no contaban con muchos compañeros, mantuvieron la calma. Poco a poco, esa tranquilidad pasó a convertirse en tensión, pues la diferencia de Jungels cada vez era mayor. El ciclista de Quick-Step mantuvo en todo momento un ritmo elevado y su capacidad de contrarrelojista le permitió realizar una pequeña crono que le acabó encumbrando en Lieja con una auténtica exhibición.

Romain Bardet se apunta a las clásicas

El ciclismo francés, después de muchos años en los que no ha conseguido sacar a relucir su talento en las grandes vueltas, parece que ha encontrado en Romain Bardet el ciclista que podría romper la maldición del Tour de Francia; ningún ciclista galo logra imponerse en ‘Le Grande Boucle’ desde que le lo lograra Bernard Hinault en 1985 por última vez. Pero Bardet, que poco a poco está dando los pasos para convertirse en el ídolo que toda Francia espera -suma ya dos podios en el Tour (2º 2016 y 3º 2017)- también busca nuevos retos y esta temporada ha encontrado en las clásicas de primavera un gran filón.

Su primera aparición estelar este año fue en la Strade Bianche. En la carrera italiana, en la que se llevó la victoria el belga Tiesj Bennot (Lotto-Soudal), Romain Bardet briló con luz propia. La fuga de Bennot fue definitiva a la hora de la lucha por el triunfo, pero aun así, el francés no se rindió y su capacidad escaladora le permitió estar en la batalla hasta el final. En la durísima cota final en Siena, Bardet soltó de rueda a un fantástico Wout Van Aert y consiguió un más que merecido segundo puesto.

Romain Bardet durante su victoria en el pasado Tour de Francia | Fotografía: ASO

Lo que parecía un espejismo, parece que se va a convertir en algo habitual, pues en la Flecha Valona finalizó en novena posición y confirmo que las clásicas de cotas también pueden ser su terreno en Lieja. Romain Bardet,  que de nuevo tuvo que lidiar con un fugado de gran categoría, batalló y soprendió a todos los rivales, junto con Michael Woods para acabar siendo tercero en la ‘Decana’.

Quick-Step, dominador absoluto de la primavera ciclista

Quick-Step no ha conocido otra cosa durante la primera parte de la temporada que la victoria. El conjunto belga acumula un total de 27 triunfos y en las clásicas, tanto de ‘pavé’ como en las cotas de las Ardenas, ha demostrado que es el mejor equipo para este tipo de carreras. Al triunfo de Niki Terpstra en Flandes, se le suma una nueva victoria en un monumento ciclista, esta vez la Lieja por parte de Bob Jungels. Además de estos dos grandes triunfos, Quick-Step también se llevó la victoria en la Flecha Valona (Julian Alaphilippe), E3 Harelbeke (Niki Terpstra) y A través de Flandes (Yves Lamapaert).

A pesar de ser uno de los mejores equipos, el Quick-Step no conseguía sacar a relucir sus estrategias en la Lieja y desde 2011, con la victoria de Phillipe Gilbert, la estructura de Patrick Lefevere no se llevaba el triunfo en la ‘Decana’. La temporada de clásicas ha llegado a su fin y ahora comienza la parte en la que Quick-Step avasalla a sus rivales con triunfos y más triunfos en grandes vueltas. La moral de una primavera redonda hacen del conjunto belga uno de los equipos más temidos hasta el final de temporada.

Clasificación

Deja un comentario