El laboratorio La pizarra

Cuando más lo necesitaba, Philadelphia 76ers recurrió a TJ McConnell

Empezaban a ser sonoras las críticas a Philadelphia 76ers. En octubre nadie podía pensar que serían terceros del Este y mucho menos arrasar en primera ronda de Playoffs. En el deporte no existe la memoria o es muy corta. Por ello, muchos se bajan del carro que acababan de subir y echan pestes del equipo de Brett Brown. El de South Portland lo sabía, la presión estaba sobre su equipo y lo sabía. Por ello recurrió al alma de los Sixers. TJ McConnell.

Sobre las dos de la tarde, Lloyd Pierce entreandor asistente, informaba al base sobre su titularidad. La primera de toda la temporada para Timothy. Los sixers estaban sobre las cuerdas y necesitaban una pieza que diera un giro de dinámica a la serie. ¿Pero por qué apuesta Brown por Tj McConnell cuando estaba contra las cuerdas?

Ben Simmons necesitaba ayuda en ataque y defensa

Las versiones del base y el escolta en esta serie están lejos de su mejor nivel. El base está sufriendo el asfixia al que le somete la defensa que le ha preparado Brad Stevens. Al Horford y Marcus Smart se alternan para cubrir al rookie y esto se transmite en malas actuaciones con peores estadísticas. Su diferencia anotadora es remarcable.

Sus promedios en la serie frente a Miami fueron de 18,2 puntos por partido y en esta están siendo de 10,8. Su peor partido fue el segundo encuentro. Con un solo punto, Simmons no logró anotar ningún tiro. Tan solo un tiro libre. En el tercer encuentro tuvo una pérdida que costó el partido. El joven base necesitaba ayuda en la creación de juego y anoche Brown se la dio en forma de un base de 1’88m.

Robert Covington y Ben Simmons estaban rindiendo destacadamente a lo largo de la temporada. Fuente: The Atheltic Web

Unos malos Playoffs de Robert Covington

El damnificado de la intrusión de McConnell en el quinteto titular fue Covington. El alero ha disminuido su rendimiento en Playoffs de un modo alarmante. De promediar 12,6 puntos por partido ahora tan solo llega a 8,4. Su acierto en el tiro de campo se ha visto reducido de un 41,3% a un 32,1%. En la serie frente a Boston tan solo ha tenido un partido bueno, el mismo que fue nefasto para Ben Simmons. Fue el segundo máximo anotador visitante con 22 puntos (por detrás de JJ Reddick con 23) que no sirvieron de nada y resultarían ser un espejismo.

Las estadísticas de Robert Covington en estos Playoffs han disminuido considerablemente. Fuente: ESPN

En el partido de ayer, Roco fue suplente por primera vez esta temporada. El curso anterior, tampoco salió desde el banquillo en ningún partido de los que disputó. Mientras ha estado Brett Brown al mando de los Sixers nunca se ha dudado de él por su defensa y compromiso. Es un 3D (esto quiere decir que tiene buen tiro de 3 y buena defensa) muy apto aunque nunca llegue a ser élite de la liga.

¿Que aportó TJ McConnell?

Si algo no puedes poner en duda es la entrega del base suplente de Philadelphia. Con ello, el jugador al que no quiso nadie en el Draft 2015 se ha ido ganando el Wells Fargo center poco a poco. Ambas cosas se hicieron notar al principio del partido. Más aún cuando a los pocos minutos de empezar TJ inició un contragolpe que finalizó Ben Simmons con un mate tras una gran asistencia del base.

Si algo tiene en mente Timothy es el objetivo común del equipo y lo transmite en cada jugada. Nunca lo verás hacer más de lo que sabe y mucho menos en un día como el de anoche. En defensa saca la garra que le caracteriza y en ataque intenta hacer la vida más fácil al compañero con sus movimientos sin balón y sus asistencias. Aún así, fue el segundo máximo anotador de su equipo (Saric con 23p) y el tercero del encuentro (Tatum con 19 también) con 19 puntos y un 75% de acierto en tiros de campo. En los 38 minutos que estuvo en pista, no cometió ninguna pérdida de balón.

Tj McConnell alivió la carga ofensiva de Joel Embiid y Ben Simmons con sus 19 puntos y 5 asistencias.

Su principal premisa la cumplió notablemente. Secar a Terry Rozier. El base revelación promediaba 20,8 puntos en sus últimos 6 partidos y ayer se quedó en 11. Además Rozier tan solo pudo dar dos asistencias, su cifra más baja en tal estadística en estos Playoffs.

La tarea de defender a Scary Terry la compartían Ben Simmons y JJ Reddick sin mucho éxito. A Ben le costaba por la diferencia de altura y el escolta tampoco ha podido defenderlo. Además cuando se encargaba el veterano tirador suponía un gran desajuste en el resto de marcas defensivas de los Sixers.

¿Qué hacer en el futuro de la serie?

En el último partido Brown tenía mucho que perder. Un 4-0 para unos Celtics mermados por las lesiones hubiese sido un poco fracaso y aún así se atrevió con McConnell. Un base que en ocasiones de esta y la pasada temporada ostentaba el tercer puesto en la rotación de tal posición.

Ahora tan solo podemos esperar para saber si Brett volverá a apostar por TJ como titular. Lo que es seguro es que los 19 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias de TJ McConnell ayudaron, y mucho, a la  primera victoria de los Sixers. Una victoria que da algo esperanza a los aficionados de Philadelphia. Los sixers ganaron, los aficionados del Wells Fargo Center disfrutaron e incluso otros jugadores de la NBA como Evan Turner expresaban su admiración en Twitter.


El próximo partido de la serie se disputará en la madrugada del miércoles al jueves a las 02:00 (hora española). Joel Embiid y compañía tendrán que ganar en el TD Garden si quieren seguir vivos. ¿Volverá a tener un papel importante TJ McConnell? ¿Tendrá preparado un ajuste Brad Stevens para ello?

Deja un comentario