Inicio

Caroline García y su idilio con la tierra batida

Caroline Garcia terminó el año pasado por casi todo lo alto. En el torneo de maestras, no partía como una de las favoritas, pero aun así consiguió colarse en semifinales donde cayó derrotada en un partidazo de tenis ante la vencedora de dicho torneo, Venus Williams.

punto de break
Caroline García celebrando su pase a semifinales del WTA Finals |Punto de Break

Pero esta temporada no ha comenzado de la mejor manera posible. No encontrando esas sensaciones que si tenía a finales de 2017. La principal causa, es que no ha sabido aclimatarse a la pista dura en este principio de año, ya que no ha superado la ronda de cuartos de final en esta superficie.

Buen inicio en tierra batida

 Aunque perdiera ante su compatriota Cornet en la peculiar pista de Charleston, la joven tenista se alegra de que comience la época de tierra batida.

En el torneo de Stuttgart, se empezó a ver a la Caroline García que nos hacía vibrar con cada partido. En el primer encuentro, tuvo que medirse ante Maria Sharapova, y después de ceder el primer set, la gala supo remar a contracorriente y acabar imponiéndose. El segundo partido se preveía sencillo, pero la ucraniana Marta Kostyuk a punto estuvo de dar la sorpresa, ganando el segundo set y casi ganando el encuentro.

En cuartos le esperaba Elina Svitolina, actual cuarta del ranking WTA. Tras perder el primer set en el tie break, Caroline volvió a remontar como ya hiciera ante Sharapova. Después de tres partidos consecutivos de infarto, llegado en todos ellos a la última manga, el cansancio le pasó factura y nada pudo hacer en la semifinal contra la americana Coco Vandeweghe.

Actualmente está disputando el Mutua Madrid Open, torneo en el que se encuentra en cuartos de final sin ceder ningún set a sus rivales. Ha eliminado del cuadro a Cibulkova, Martic y Goerges, respectivamente.

Mutua Madrid Open
Mañana parte como favorita para pasar de ronda ante Carla Suárez

 

El idilio de Caroline Garcia con la arcilla

No es habitual ver como jugadoras con la forma de jugar de Caroline García se adapten tan bien como ella a esta superficie. Lo normal sería que sufrieran más que de costumbre, ya que no están acostumbradas a peloteos largos pero el caso de la parisina es justo lo contrario.

Aprovecha a la perfección la lentitud de la pelota al botar para colocarse con su golpe favorito, el revés. Le encanta ir a la ofensiva en los puntos haciendo sufrir a sus rivales con golpes cercanos a la línea de fondo con potencia. Además, de ser una gran pelotera tanto con la derecha como con su revés, realiza muchos approach para terminar los puntos en la red. El principal motivo de esto es su pasado doblista, donde estaba obligada a volear cerca de la red y hacer este tipo de golpes.

Aparte, tiene una de las cualidades más importantes de este deporte, no dar una pelota por perdida. La francesa es una guerrera y la poca agilidad que tiene la suple con la filosofía de ir punto a punto y no pensar en el resto del encuentro.

Principal hándicap

Lo que debe mejorar sin falta son sus números de victorias ante rivales directas. De las seis jugadores que tiene por delante en la clasificación WTA, solamente tiene balance positivo ante Elina Svitolina. Frente a todas las demás se encuentra en números negativos ni siquiera empates.

Para conseguir su objetivo de ser número uno mundial debe comenzar a darle la vuelta a estos datos y todo pasa por vencer en cuartos de final de Madrid a Carla Suárez.

Deja un comentario