El laboratorio La medular

Un Valencia por y para la Champions

El Valencia Club de Fútbol ha acabado la temporada cumpliendo el tan ansiado objetivo: una plaza en la Uefa Champions League el curso 2018-2019. El gran trabajo de su cuerpo técnico, dirigido por Marcelino García Toral, ha sido clave en la consecución de la clasificación para la máxima competición intercontinental entre clubes.

El mismo técnico destacó la importancia de la próxima campaña para el devenir del club: “Es la temporada más importante de la historia del club”. No le falta razón al técnico cántabro, el Valencia ha conseguido volver a unir afición y plantilla, crear una atmósfera positiva en el vestuario y, tras dos años de penurias en LaLiga, volver a competir. La llegada de Mateu Alemany, el fichaje de Pablo Longoria como nuevo Director Técnico del club y la vuelta de Peter Lim a Mestalla dibujan un nuevo proyecto comandado por Marcelino.

El gran trabajo de Mateu Alemany la pasada campaña para confeccionar un Valencia de Champions dio sus frutos y, ahora, hay que confeccionar una plantilla que compita en ella. Los primeros pasos para consolidar el proyecto ya se han llevado a cabo: el Valencia ejercerá la opción de compra que dispone para hacerse con los servicios de Geoffrey Kondogbia.

Para fichar, hay que vender

La situación económica del Valencia es clara: necesita vender por valor de 45 millones de euros antes del 1 de julio para cuadrar sus cuentas. El Valencia arrancó el curso sabiendo que tenía deudas por valor de 70 millones, ahora, gracias a la venta de entradas, la venta de algunos jugadores y algún variable que ha ingresado por jugadores que vistieron la elástica ‘ché’, el cuadro blanquinegro ha rebajado la cifra a 45.

La llave para la confección de la nueva plantilla la tienen los jugadores cedidos por la entidad: Joao Cancelo, Nani y Abdennour. Ambos jugadores lusos atraviesan dos momentos totalmente opuestos en la Serie A. Cancelo, titular indiscutible en el Inter de Milan, cuenta para el conjunto italiano la próxima campaña pero no por la opción de compra fijada (39 millones). Los directivos del Inter pretenden rebajar una cifra que, tras la buena temporada del lateral, el Valencia se niega.

Nani, cedido a la Lazio de Simone Inzaghi, apenas ha contado con minutos esta temporada y su continuidad en Roma se antoja imposible. También atraviesa la misma situación Abdennour. El central tunecino, que juega más bien poco en Marsella, seguirá un año más por contrato en la Costa Azul.

Además de estos, el Valencia deberá asumir la venta de otro jugador de la primera plantilla. Rodrigo Moreno y Simone Zaza son los jugadores que más han sonado para abandonar la ciudad del Turia. El primero, indiscutible para Marcelino, no quiere salir del club de Mestalla, pero sabe que el mercado manda y su valor (en torno a los 60 millones de euros) es mucho para el club propietario de su pase. El Mundial de Rusia y su papel en él dictaminarán, en caso de salir, su precio final.

Zaza, cuyo peso dentro del verde ha ido disminuyendo poco a poco esta campaña, podría salir camino Italia. En la Serie A, su paso por Sassuolo y Juventus dejó huella y el Valencia lo vendería, mínimo, por los 16 millones de euros que pagó por él este verano.

Unos van y, otros, ¿se quedan?

El jugador que protagoniza este apartado no es otro que Gonçalo Guedes. El extremo luso, cedido por el PSG, disputará su último partido con el Valencia el próximo domingo contra el descendido Deportivo. Todo apunta a que no seguirá en Mestalla por su gran rendimiento y su alto coste (40 millones). Las cuentas al conjunto ‘ché’ no le salen para fichar al portugués pero prensa, compañeros y família se empeñan en la posibilidad de que Guedes sea jugador del Valencia la campaña 2018/2019.

“Cuando uno está bien en un sitio, no tiene que moverse; creo que podría continuar uno o dos años más allí; creo que si sigue en Valencia, todos salimos ganando”, declara Rogerio Guedes, padre del futbolista

La continuidad de una de las revelaciones de LaLiga está por ver, pero de no seguir en Mestalla no le faltarán pretendientes. Como en el caso de Rodrigo, su papel en el mundial ayudará a definir su futuro más inmediato.

Andreas Pereira y Luciano Vietto no serán de la plantilla 2018/2019 casi con total seguridad. El jugador, propiedad del Manchester United, regresará a las órdenes de José Mourinho a buen seguro. Su rendimiento esta temporada no ha ayudado a que Marcelino lo considere imprescindible. Vietto, por el cuál el Valencia tiene una opción de compra de 12 millones, no seguirá si el Atlético de Madrid no rebaja sus pretensiones. El jugador es del agrado del entrenador.

Fichajes para confeccionar una plantilla ‘Champions’

Teniendo en cuenta las ventas del club, hay fichajes que no pueden esperar a las salidas. El lateral diestro del Valencia sufrirá un cambio o, quizá, dos. La suplencia de Montoya siempre que el conjunto valencianista disputa un encuentro a domicilio es un claro síntoma de que Marcelino no confía en su lateral. Nacho Vidal, jugó en Girona tras meses sin disputar un minuto, y tampoco cuenta para el técnico.

Los laterales que el Valencia ya ha sondeado para la próxima temporada son Matteo Darmian (Manchester United), Diogo Dalot (Porto FC) y Santiago Arias (PSV). Los tres defensas son asequibles para el cuadro blanquinegro y, excepto Dalot, que es un fichaje con proyección, Darmian y Arias tienen experiencia en Champions y pueden ser perfectamente titulares en Mestalla.

Otro de los nombres del mercado valencianista es Boubakary Soumaré. El joven centrocampista tiene 19 años y se desenvuelve en el centro del campo del Lille. Su representante ya se ha dejado ver por las instalaciones de paterna y la crisis económica y deportiva que atraviesa al club francés pueden ayudar a la salida del futbolista.

Iago Aspas dejando atrás a Montoya en Balaídos

Con la salida de Rodrigo o Zaza por ver, y la continuidad de Vietto en el aire, Mateu Alemany y Pablo Longoria deberán completar la zona de ataque. Alassane Pléa, Iago Aspas y Kevin Gameiro son los delanteros que más suenan para ocupar la vacante que deje Rodrigo y Vietto o, en el peor de los casos, Rodrigo, Vietto y Zaza.

El Valencia, con el objetivo cumplido, ya sueña con disputar la Uefa Champions League y sus directivos ya se han puesto manos a la obra para preparar una plantilla a la altura. El Mundial de Rusia, será decisivo para las ventas y los fichajes en Paterna.

One comment

Deja un comentario