moto gp
El laboratorio Pit lane

Moto GP | Márquez se distancia y Dovizioso falla en su mejor cualidad: la regularidad

El inicio del Mundial de Moto GP está siendo más convulso de lo normal. Desde la irregularidad que están mostrando ciertos pilotos a la relación interna de Ducati – tras el incidente de Jerez – pasando por la explosión definitiva entre Marc Márquez y Valentino Rossi. Entre tantas polémicas, el espectáculo sigue primando por encima de todo y el dominador de la categoría reina continua siendo un excepcional Marc Márquez. El piloto de Cervera suma tres triunfos de las cinco carreras que se han disputado y comanda el Mundial con cierta comodidad con respecto a su inmediato perseguidor, Maverick Viñales.

En gran medida, la situación actual del Mundial de Moto GP se ha producido por el bajón el rendimiento de las Ducati, en especial Andrea Dovizioso. El italiano no consigue arrancar con buen pie este campeonato y la distancia con respecto a su máximo rival comienza a ser muy grande (49 puntos). Todavía queda mucho y las tornas pueden cambiar, pero la regularidad con la que el pasado año casi llevarse su primer título mundial parece que ha desaparecido. A este hecho hay que sumar unas Yamaha que, aunque están en posiciones de honor, los resultados llegan más por infortunios en carrera que por el hecho de que la moto sea todo lo competitiva que sus pilotos desearían.

Márquez y Honda no bajan el ritmo

Año tras año, Honda es una de las motos con mayores prestaciones de toda la parrilla, pero esta temporada, por el momento, está un paso más por encima de sus rivales. El estilo de pilotaje de Marc Márquez dobla el trabajo que tienen que realizar durante el invierno en la fábrica japonesa. El español necesita una moto en la que poder acoplarse y sentirse cómodo para poder sacar a relucir su calidad en todo su esplendor. Las primeras sensaciones de este Mundial suponen una alegría para Marc, pero un suplicio para sus rivales, porque parece que, de nuevo, desde Honda han dado con la tecla.

Hasta la fecha se han disputado cinco grandes premios. De ellos, tres han acabado con el de Cervera en lo más alto del podio y en Losail sumó un segundo puesto que por tan solo 27 milésimas no se convirtió en una nueva victoria. De no ser por el accidentado GP de Argentina, en el que Márquez no consiguió puntuar por dos sanciones que le arrebataron el quinto puesto, la diferencia del español al frente de la clasificación sería mayor. Tras la victoria en Le Mans, Márquez lidera el Mundial con 95 puntos y distancia a Viñales (59) en 36 puntos.

Ducati se estanca

Es cierto que Márquez ha comenzado el campeonato como un tiro, pero la falta de regularidad en Ducati, y en especial de Andrea Dovizioso, ha propiciado que la diferencia sea tan grande en tan poco tiempo. La seña de identidad de la pasada campaña por parte del italiano fue la pequeña cantidad de puntos que perdió a lo largo de todo el año. Tan solo sumó dos ‘ceros’, los mismos que acumula en las cinco primeras carreras de 2018. Comenzó el año de la mejor forma posible, consiguiendo el triunfo en Qatar, pero el 6º puesto en Argentina, el 5º puesto en Austin y los dos abandonos consecutivos en Jerez y Le Mans han alejado más de lo que le gustaría a Dovizioso de lo que debería ser su hábitat natural, la cabeza del mundial.

moto gp
Caída en Jerez con Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso como implicados | Fotografía: Moto GP
Lorenzo sigue sin arrancar

Las cualidades de la moto son iguales o mejores que las del año pasado. Sigue siendo la más rápida en recta y muy competitiva, pero en esta ocasión la fortuna no está de lado del equipo italiano. En el caso de Jorge Lorenzo, la situación comienza a ser inexplicable. Es uno de los mejores pilotos en parrilla y cuenta con una máquina capaz de luchar por el Mundial – ya lo vimos el año pasado – pero sigue sin acoplarse a una moto que en el paso por curva sufre y no se adecua correctamente a las características del mallorquín.

Con dos abandonos, un 6º, un 11º y un 15º puesto las cosas por el ‘Box’ de Jorge Lorenzo no están en el mejor momento. No consigue la victoria desde Valencia 2016 y el crédito poco a poco se le está agotando. Si existe alguien de darle la vuelta a la situación es Lorenzo, pero por el momento no da síntomas de mejora.

Yamaha resiste, pero con sufrimiento

Las Yamaha, en la segunda parte de la temporada 2017, sufrieron un bajón de rendimiento considerable y el que parecía como el rival principal de Márquez por el Mundial, Maverick Viñales, prácticamente desapareció en combate. En lo que llevamos de 2018, parece que las cosas no han cambiado por la fábrica japonesa y sus motos no están rindiendo al nivel que todos, especialmente los pilotos, esperaban. A pesar de ello, el cúmulo de circunstancias que han aparecido en todos los grandes premios han “calmado” los ánimos y el equipo consigue resistir en posiciones de donde no debería desaparecer.

moto gp
Las Yamaha están rindiendo a un nivel muy por debajo del esperado | Fotografías: Moto GP

Ante tal situación, los pilotos son conscientes de que deben sacar el mayor partido de lo que disponen y, con mucho trabajo, han conseguido sumar tres podios. Además, ocupan dos posiciones de privilegio en el Mundial gracias a la regularidad que han mostrado los dos pilotos durante las cinco primeras carreras. Maverick Viñales, ante todo pronóstico, se mantiene como segundo clasificado en el mundial y Valentino Rossi se sitúa en cuarto lugar. En medio de ambos pilotos oficiales de Yamaha se encuentra Johann Zarco. El francés está cumpliendo con las expectativas y, aunque los números no lo dicen por poco, las sensaciones dejan claro que está siendo el mejor piloto Yamaha, con una moto satélite, con diferencia.

El Mundial de Moto GP no ha hecho más que dar el pistoletazo de salida y todavía quedan muchos meses de competición. A pesar de ello, las cinco primeras carreras de la temporada 2018 han dado para mucho y pueden marcar el devenir del año entero. En el momento que Dovizioso o las Yamaha, sin olvidarnos de un pletórico Zarco, consigan dar ese pasito adelante que necesitan podrán apretar el Mundial y ponerles las cosas difíciles a un Marc Márquez que busca su quinto título en la categoría reina.

Deja un comentario