A la fuga El laboratorio Inicio Pedalier

Alejandro Valverde: un sueño cumplido

El Mundial de Ciclismo de Innsbruk 2018 nos ha dejado una de las mayores alegrías para el ciclismo español y el mundo de las dos ruedas en general. Se ha hecho justicia con uno de los grandes ciclistas del siglo XXI. Alejando Valverde consiguió, por fin, el tan ansiado ‘maillot’ arcoíris que le atesora como el nuevo Campeón del Mundo en ruta. Una de las grandes imágenes del podio fue cuando el triple campeón del mundo Peter Sagan le entregó la medalla de oro a Alejandro Valverde. El mundial más duro de las últimas ediciones no defraudó y dejó una jornada de ciclismo de puro espectáculo gracias a un recorrido que acompañó.

Después de 250 kilómetros y 6 vueltas con la subida al puerto de Igls (7,8km al 5,2%) la organización incluyó un muro final durísimo con rampas del 28%. Este hecho parecía entrever una carrera conservadora ante la falta de información de la última subida y la dureza precedida, pero nada más lejos de la realidad. Las grandes selecciones favoritas, como España, Italia y Bélgica , buscaron una carrera movida, con un ritmo muy elevado y con ataques para desestabilizar al pelotón. Tanto España como Italia asumieron su capitanía y dieron la talla en los momentos oportunos. Finalmente, el caballo ganador de Italia falló, pero la actitud de uno de los equipos históricos fue acorde con la importancia del Mundial.

valverde
Peter Sagan le entregó la medalla de oro a Valverde | Fotografía: UCI Innsbruck 2018

Alejandro Valverde respondió en el momento adecuado

Todo líder debe saber responder en el momento adecuado y eso fue lo que hizo Valverde. En todo momento Javier Mínguez dejó clara la estrategia: trabajar para Valverde. Pero todo el esfuerzo se podría haber ido al traste si las fuerzas del líder hubieran fallado, pero Valverde supo responder a la dureza de Höll. Durante los 250 kilómetros previos Valverde fue arropado y muy tapado en el interior, pocas veces se dejó ver, pero en la última vuelta dio el do de pecho. En el último kilómetro previo a Igls, Omar Fraile hizo una aproximación extraordinaria y dejó Valverde perfectamente colocado en las primeras posiciones del pelotón.

A partir de ese instante era la hora de Valverde. Con el comienzo de Höll, empezaron los ataques de Romain Bardet, Michael Woods y Gianni Moscon. Poco a poco el pelotón se deshizo en mil pedazos y tan solo quedaron tres en posición de luchar por la victoria, a los que posteriormente se les unió Dumoulin. Valverde se sentía el más fuerte en el sprint y el resto lo sabía. El español controló a la perfección una situación en la que la experiencia fue de gran ayuda.

valverde
Alejandro Valverde resistió el ataque de Woods para encaminarse a su primer Mundial | Fotografía: UCI Innsbruck 2018

Woods, Dumoulin y Bardet le dejaron toda la tostada a Valverde que, lejos de ponerse nervioso, templó los ánimos y buscó su distancia. A 300 metros lanzó el sprint y ni Bardet (plata) ni Woods (bronce) consiguieron arrebatarle a Valverde el sueño de todo ciclista: ser campeón del mundo. Después de dos platas (2003 y 2005) y cuatro bronces (2006, 2012, 2013 y 2014) por fin llega el primer oro para ampliar un palmarés de ensueño. Alejando Valverde es el ciclista con más medallas mundialistas de la historia con siete.

Una selección de 10

En el éxito individual de Valverde tuvieron un papel más que primordial todos los participantes de la selección española. En todo momento estuvieron colocados en el lugar adecuado para controlar los ataques importantes de carrera. Cuando la carrera cogió el nivel y el ritmo adecuado tras varios ataques a los que Jesús Herrada y Omar Fraile consiguieron infiltrarse, Jonathan Castroviejo mantuvo una fuerte velocidad durante los tramos llanos en la travesía de Innsbruck. David De la Cruz dio una muestra de su calidad y demostró que la decepción en la Vuelta fue un instante. El catalán controló todos los ataques de los italianos y los belgas durante la penúltima ascensión a Igls.

Valverde
Valverde controló el sprint para buscar su distancia | Fotografía: UCI Innsbruck 2018

Mikel Nieve, Enric Mas -al que le fallaron las fuerzas tras una sensacional Vuelta a España– e Ion Izaguirre estuvieron mucho más resguardados para actuar en la última y decisiva vuelta. Izaguirre fue el encargado de llevar la última ascensión a Igls y controlar los ataques, aunque Michael Valgren consiguió desprenderse del control español y se distanció. A pesar de ello, en Höll fue Valverde el que respondió a la perfección para cerrar un Mundial perfecto para la selección española. Después de unos años en los que el trabajo de la selección había sido gris, en Innsbruck dieron una lección de ciclismo sin pinganillo con el mejor final posible.

Clasificación

One comment

Deja un comentario