Inicio Pista central

Gracias por todo, Ferrer

No, David Ferrer no volverá a competir en ningún Grand Slam. No, no le volveremos a ver ni en la Rod Laver, ni en la Philippe-Chatrier, ni en la Pista Central de Wimbledon ni en la Arthur Ashe. Y no, nuestro Ferrer no se merecía esta despedida de los ‘grandes’. El ‘Dios de los terrestres’, que ha tenido que luchar contra los mejores tenistas del mundo, anunció el final de su carrera tenística tras su retirada en el US Open, su último Grand Slam. Colgará la raqueta en los torneos de Barcelona y Madrid del año que viene. 

Uno de los grandes del tenis español y uno de los tenistas más queridos por todos los amantes de este deporte. Un auténtico luchador que se dejaba la piel en cada partido. Un tenista incansable y siempre con actitud ganadora. Un gran ‘warrior’ como se le conoce entre el circuito.

Pocos tenistas en la historia podrán presumir de la hazaña que ha conseguido el tenista xabiero: mantenerse casi una década dentro del Top 10. David Ferrer ha sido, es y será todo para nuestro tenis. Ha llevado los valores de este deporte hasta el final. Un auténtico luchador en cada una de sus batallas y un caballero en las derrotas.

2019 despedirá a uno de los más grandes

El propio tenista xabiero aclaró tras su retirada en Nueva York que no puede “mantener la regularidad ni el ránking” y que no tiene “la fuerza física para hacerlo”. Por ello ha hecho una pequeña selección de torneos que disputará hasta mayo de 2019. El cuerpo le ha dicho basta, y no queda más que disfrutar de uno de los más grandes.

nadal-ferrer-us-open-2018.jpg
Abrazo entre Nadal y Ferrer tras su retirada en el US Open 2018. Foto: OKTennis

Ha seleccionado varios torneos antes de colgar la raqueta. Empezará 2019 defendiendo, por última vez, a España. Lo hará en la Copa Hopman. Tras éste, serán una serie de cinco torneos. Primero Auckland, Buenos Aires y Acapulco; para despedirse oficialmente en Barcelona y en el Masters 1000 de Madrid.

Como bien recalcó Rafa Nadal, la calidad y grandeza de un jugador no se mide por la cantidad de Grand Slam conseguidos: “Ferrer tiene mucho más mérito en su carrera, por su regularidad y capacidad de mejorar cada año a un alto nivel”. 

Un tenista diferente

Ferrer ha pasado a ser un ‘tenista de los de antes’. Hoy en día, no es un tenista cotidiano respecto a su juego. Es un hecho que su estilo de tenis no congenia con el actual. Ferrer es garra, resistencia y paciencia; puro físico. Y de eso no va el tenis actualmente. Nunca ha contado con un servicio muy potente, todo lo contrario, siempre ha sido su punto débil y del que se aprovechan sus rivales. Pero ahí estaban sus reveses y sus piernas prodigiosas cuando le necesitaban. Un revés simplemente único, un guante que le permitía hacer de una defensa, un grandísimo contraataque. 

x.jpg
Ferrer colgará su raqueta en 2019. Foto: Stuff

Un jugador de la antigua ausanza que cuenta con un segundo servicio quizás demasiado blando y predecible. 

Los más grandes se rinden ante Ferrer

Gran cantidad de compañeros de circuito han tenido únicamente buenas palabras para resumir la carrera del tenista alicantino. Destacan las grandes palabras de Roger Federer, que pide el “máximo respeto para el guerrero”. 

Rafa Nadal aseguró también, tras su partido con Ferrer en el US Open, que Ferrer se ha ganado el cariño de todo el mundo, tanto de los fans como de los propios tenistas: “Es muy buena persona, gran profesional y amigo. Todos lo quieren en el circuito”.

Del Potro también afirmaba que durante la última década, nadie quería enfrentarse a David. Destaca así su garra competitiva y de nunca dar un partido por perdido. El argentino también recalca que si no hubiese estado Nadal, Ferrer hubiese ganado algún día un Roland Garros.

Fernando Verdasco también se despedía de David asegurando que ha tenido “una carrera increíble, una de las mejores de la historia del tenis español”.

Una carrera llena de triunfos

La carrera de David Ferrer se puede etiquetar triunfadora. Una larga trayectoria de 16 años en los que, de momento, ha conseguido 27 títulos. Cierto, no ha ganado nunca ninguna de las Cuatro Coronas, pero tuvo la ocasión de hacerlo en Roland Garros allá por 2013. 

Tres veces campeón de la Copa Davis. Un Masters 1000 de París, ocho ATP 500 y diez ATP 250 cuelgan ya en sus estanterías. Finalista también en Montecarlo, Shanghai, Miami, Paris Bercy y Cincinnati. Siete apariciones en la Copa de Maestros y finalista en 2007.

a.jpg
Ferrer consiguió el Masters 1000 de París Bercy en 2012. Foto: Asian Sun

Estos últimos años no están siendo justos con la gran carrera del de Xàbia. Muchas lesiones y pocos títulos, poca regularidad. Sus lesiones no le permiten tener esa constancia característica de David, y ello ha derivado en que no haya conseguido ningún título desde 2017, plasmando un nivel del que nunca nos acostumbró. Y sí, Ferrer nos has malacostumbrado durante una década a verte luchar en cada partido.

Gracias por todo, Ferrer

Dijiste hace poco que estabas “orgulloso de haberlo dado todo, hasta la última gota”. Y orgullosos estamos también todos los que te hemos podido disfrutar en la última década. 

Algo que nadie puede negar es que Ferrer nos ha hecho vibrar en muchos de sus partidos. Nos ha hecho amar más el tenis y verlo de forma distinta. Nos ha ayudado a comprender qué es tener pasión por un deporte y cuáles son los valores de un buen deportista.

Creo que difícilmente volveremos a ver a alguien como David. 63 participaciones en Grand Slam, faltando únicamente una vez desde que empezase su carrera, en Wimbledon 2015 por una lesión: 16 Abiertos de Australia, 16 Abiertos de Estados Unidos, 16 Roland Garros y 15 Wimbledon.

Se va uno de los grandes de la Copa Davis, ganando 28 de sus 33 partidos disputados. Gracias por hacernos brillar con tu último partido en Valencia frente a Kohlschreiber en un partido que duró casi 5 horas. 

Ferrer colgará la raqueta el año que viene, a sus 37 años. Es el turno de afrontar una nueva etapa de la vida, de la que todos esperamos que sea tan exitosa como tu carrera tenística.

Deja un comentario