El delantero argentino ha salido al rescate del conjunto neroazzurro. Sus goles han hecho que el Inter vuelva a la victoria y ha esquivado algún matchball para el entrenador florentino

Irregularidad e inestabilidad pueden ser los dos primeros conceptos que se le pasan por la mente a alguien cuando escucha las palabras Inter de Milán. Estas connotaciones han arrastrado al club hacia una vorágine de ilusión y desesperanza de la cual siempre parecen cerca de salir. Luciano Spalletti llegó al club con ese propósito, pero conseguir eso en el Meazza es un reto de dificultad extrema.

Lautaro Martínez, desde un teórico segundo plano, pretendía apoyar a Spalletti en su misión. Y así está siendo. El joven atacante argentino ha anotado cuatro goles en Serie A, dos de ellos cruciales para darle la victoria a su equipo. El ex de Racing doblegó a Nápoli y Parma para que el Inter sumara de tres. Pero ‘El Toro’ pretende tener influencia más allá del campeonato doméstico. La Europa League supone un reto para el nuevo diez interista, quien cursa su primera temporada lejos de Argentina. El de Bahía Blanca saltó al terreno de juego como titular. En esa tesitura adquiría un protagonismo principal. Y cumplió con creces. Provocó un penalti y él mismo lo anotó. Derechazo fuerte y centrado, aquel tipo de golpeo que patentó Neeskens. Otro gol partita.

Las cifras de Lautaro Martínez aumentan de manera exponencial. F: Juan Revelles.

Desde la media punta o como referencia única, el futbolista argentino consigue desordenar las defensas rivales con sus constantes movimientos. El atacante interista es un jugador asociativo, con la explosividad necesaria para causar estragos en los entramados defensivos del Calcio. Sin ser un referente aéreo, mide 174 centímetros, es un delantero con un buen remate de cabeza. Prueba de ello es que dos de los cuatro goles que ha anotado en Serie A fueron de esta factura, superando a defensores de mayor estatura.

Cuando coincide con Mauro Icardi, Lautaro suele ocupar el perfil derecho del ataque. Desde la banda aprovecha su potente arrancada para encarar y ejerce, en muchas ocasiones, más de segunda punta que como un extremo derecho al uso. El argentino suele perfilar su juego hacia el carril central y actúa por detrás de Icardi. Esto lo agradece goleador interista, ya que le enriquece de balones.

La irrupción del ‘Toro’ podría estar escrita en el guion, siempre alocado, de una temporada del Inter de Milán. Al igual que las circunstancias que le han llevado a tener mayor protagonismo. Por el momento, Lautaro Martínez no desaprovecha cada oportunidad que su entrenador le brinda. Es más, parece estar sacando a flote un barco con predeterminación a hundirse a las primeras de cambio. El jefe de la tripulación andaba con el agua al cuello hace pocas semanas. En esa situación, Lautaro Martínez decidió prestarle un chaleco salvavidas a Spalletti.

Deja un comentario