Sèbastien Ogier se proclama campeón del mundo del WRC por 6ª vez consecutiva

Ogier consiguió mantener la clma en este último rally de la temporada y se hizo con el campeonato siendo 5º en un rally que ganaría Jari-Matti Latvala

M-Sport consigue su segundo campeonato del World Rally Car de la mano de Sèbastien Ogier en uno de los campeonatos más igualados de los últimos tiempos. Pues llegaban 3 pilotos con opciones de ser campeones del WRC, Thierry Neuville llegaba como líder, segundo era Ogier y tercer clasificado era el finés Ott Tanak.

Toyota, por su parte, se proclamaba campeón del mundo de constructores con la victoria en el Kennards Hire Rally Australia de su piloto Jari-Matti Latvala. La marca japonesa se hace con su segundo campeonato de marcas consecutivo desde su vuelta y su cuarto en la historia del WRC.

Kennards Hire Rally Australia

La contienda comenzaba la madrugada del viernes con tramos mojados por la lluvia en la noche. Los Toyota de Latvala y Tanak dominaban en el primer tramo. Pero poco a poco Neuville se colocaría en cabeza para acabar el viernes como campeón del mundo virtual.

El sábado el nombre propio sería el Yaris WRC, el coche de Tanak y Latvala les llevaría a liderar el Rally de Australia en primera y segunda posición respectivamente. El finés se colocaba como líder del rally a más de 20 segundos de su compañero. Ogier era 6º y eso le bastaba para ser campeón sobre Tanak, mientras que Neuville había caído hasta la 8ª plaza y veía sus opciones de salir campeón muy complicadas.

El domingo fue un día nefasto para Tanak, con el rally de Australia en su mano y a expensas de que Ogier fallara, el finlandés esperaba poder dar la sorpresa. Pero la lluvia le hizo perder el liderato en una salida de pista y, posteriormente, tuvo que abandonar por un golpe contra un árbol. Neuville también acabaría abandonando por culpa de un golpe que le dejaría sin rueda trasera izquierda y diría adiós al campeonato. Ogier, con su quinto puesto se proclamaba campeón del mundo.

Jari-Matti Latvala ganó el rally por delante de Hayden Paddon y Mads Østberg. Con esta victoria, el piloto de Toyota sigue con su racha de ganar, al menos, un rally en cada campeonato del WRC desde el año 2008.


Sèbastien Ogier sigue agrandando su figura y ya van 6 campeonatos del WRC consecutivos ganados. Este ha sido el más igualado de los últimos 15 años. Así que esperemos que las marcas sigan este camino hacia la igualdad y el espectáculo. Y ojalá consiga crecer Dani Sordo y pueda hacernos vibrar sobre los asfaltos, la tierra y la nieve de todo el mundo en el WRC.

Loeb deja en 3 puntos el World Rally Car

Sebastièn Loeb aprieta el Mundial con la victoria en su vuelta al World Rally Car en el Rally RACC de Catalunya

6 años hacía que Loeb no participaba en una prueba del World Rally Car. Ha llegado a Cataluña y a vencido a todos. Ogier ha sido segundo. Neuville acabó 4º clasificado. Y Dani Sordo fue 5º en la prueba disputada como local.

El año pasado, Citroën ya venció en Catalunya con Kris Meeke. Este año sabían que si querían repetir Loeb tenía que volver. Todo esto, con 44 años, y siempre acompañado de su fiel compañero, Daniel Elena. 78 victorias y 9 títulos refrendaban esta pareja al inicio del Rally.

Loeb ganó su 79º Rally con una decisión que sorprendería a todos cuando decidió salir, en el tramo de ayer, con neumáticos duros mientras que sus rivales saldrían con blandos. El sábado acababa con un líder español. Dani Sordo marchaba en cabeza al adelantar a Ott Tanak debido a un pinchazo del piloto finés. Pero el domingo, el nonacampeón haría gala de su nivel a los 44 años y se pondría líder con esa elección de neumáticos diferente.

Loeb ya había ganado el Rally RACC de Catalunya en 9 ocasiones. F: www.WRC.com

Cuando parecía que tenía el Rally RACC de Catalunya en el bolsillo, Loeb cometería un fallo en el Power Stage que le haría perder muchos segundos y arriesgar al final de esta prueba. Una prueba en la que Ogier recortaría tiempo, pero no el suficiente como para alcanzar al gran campeón.

Un Ogier que conseguía 4 puntos maravillosos en esa prueba, que le valdrían para colocarse como actual líder del campeonato. Un hecho que no se veía desde mayo. Thierry Neuville no está teniendo su mejor final de temporada. El piloto belga fue capaz de ser 4º clasificado a pesar del pinchazo en uno de los últimos tramos del rally disputado en Catalunya.

La clasificación del Rally quedaría de la siguiente manera:

  1. S. Loeb y D. Elena (Citroën): 3:12:08.0
  2. S. Ogier y J. Ingrassia (Ford):  +2.9 s.
  3. E. Evans y D. Barritt (Ford): +16.5 s.
  4. T. Neuville y N. Gilsoul (Hyundai): +17.0 s.
  5. D. Sordo y C. del Barrio (Hyundai): +18.6 s.

La clasificación general también queda muy apretada de cara a la última cita de la temporada, donde los pilotos viajarán a Australia para disputarse la victoria en el campeonato del Mundo del World Rally Car.

  1. S. Ogier y J. Ingrassia (Ford), 204 puntos
  2. T. Neuville y N. Gilsoul (Hyundai), 201 puntos
  3. O. Tänak y M. Järveoja (Toyota), 180 puntos
  4. E. Lappi y J. Ferm (Toyota), 110 puntos
  5. J.M. Latvala y M. Anttila (Toyota), 102 puntos

El KENNARDS HIRE RALLY AUSTRALIA decidirá este campeonato del mundo del World Rally Car entre el 15 y el 18 de noviembre. En un terreno que combinará tierra y asfalto en el sur del gran país australiano. El Power Stage puede ser decisiva en uno de los campeonatos más igualados de los últimos años.

 

Ogier se engancha al WRC con su victoria en Gales

Sébastien Ogier vence el Rally de Gales y se coloca a tan sólo 7 puntos de Thierry Neuville en la clasificación por el título WRC 2018 cuando quedan solamente dos citas del campeonato

El pentacampeón del mundo Sébastien Ogier sigue su remontada hacia el título de campeón de la World Rally Car. Esta vez ha vencido el bonito Wales Rally GB a pesar del mal inicio este fin de semana. Sus rivales más cercanos son Thierry Neuville (líder del mundial) y Ott Tanak (3º clasificado). Ambos han visto como el francés les recortaba 16 y 24 puntos respectivamente y se colocaba en 2ª posición a tan sólo 7 puntos del líder del campeonato.

Thierry Neuville sigue liderando el campeonato con 7 puntos de diferencia sobre Sébastien Ogier. F: Agencias

El Rally de Gales GB comenzaba con un Ogier que tenía problemas en la caja de cambios el primer día y al que parecía que se le escapaba el Mundial. Aunque con la esperanza de que Thierry Neuville también comenzaba como él. En cambio, Ott Tanak comenzó con la dinámica contraria y conseguía 4 puntos en el Power Stage, sin saber que esos serían los únicos puntos que acabaría sumando por los problemas mecánicos en su Toyota.

Jari-Matti Latvala dominaba a 3’6 segundos de Ogier. Pero el francés arrasó en los dos últimos tramos y venció el Rally de Gales para apretar aún más, la clasificación del World Rally Car 2018. Latvala y Lappi acompañaron en el podio al pentacampeón. Ayudando a su marca, Toyota Gazoo WRC, en el liderato de la clasificación por equipos en la que aventajan a Hyundai Shell Mobis en 20 puntos. Por su parte, Thierry Neuville sería 5º al acabar el último tramo.

Lo que queda

El Rally RACC de Catalunya y el Kennards Hire Rally de Australia serán las dos últimas pruebas que se disputarán en este World Rally Car 2018. El 25 de octubre tendrá lugar una de las fechas más especiales de la temporada cuando el circuito World Rally Car aterrice en nuestro país, en Barcelona y Salou, para dar uno de los espectáculos más bonitos de los deportes de motor.

El Rally RACC de Catalunya concentrará a miles de aficionados a este bonito deporte. F: www.WRC.com

En esos 331,78 kilómetros por tierras catalanas podremos dilucidar cómo se define la lucha por este campeonato del mundo de rallies. Disección Deportiva estará aquí para contarlo de nuevo y encarar esa última piedra en el camino que separa a los pilotos de ganar el World Rally Car.

 

Moto GP | Márquez se distancia y Dovizioso falla en su mejor cualidad: la regularidad

El inicio del Mundial de Moto GP está siendo más convulso de lo normal. Desde la irregularidad que están mostrando ciertos pilotos a la relación interna de Ducati – tras el incidente de Jerez – pasando por la explosión definitiva entre Marc Márquez y Valentino Rossi. Entre tantas polémicas, el espectáculo sigue primando por encima de todo y el dominador de la categoría reina continua siendo un excepcional Marc Márquez. El piloto de Cervera suma tres triunfos de las cinco carreras que se han disputado y comanda el Mundial con cierta comodidad con respecto a su inmediato perseguidor, Maverick Viñales.

En gran medida, la situación actual del Mundial de Moto GP se ha producido por el bajón el rendimiento de las Ducati, en especial Andrea Dovizioso. El italiano no consigue arrancar con buen pie este campeonato y la distancia con respecto a su máximo rival comienza a ser muy grande (49 puntos). Todavía queda mucho y las tornas pueden cambiar, pero la regularidad con la que el pasado año casi llevarse su primer título mundial parece que ha desaparecido. A este hecho hay que sumar unas Yamaha que, aunque están en posiciones de honor, los resultados llegan más por infortunios en carrera que por el hecho de que la moto sea todo lo competitiva que sus pilotos desearían.

Márquez y Honda no bajan el ritmo

Año tras año, Honda es una de las motos con mayores prestaciones de toda la parrilla, pero esta temporada, por el momento, está un paso más por encima de sus rivales. El estilo de pilotaje de Marc Márquez dobla el trabajo que tienen que realizar durante el invierno en la fábrica japonesa. El español necesita una moto en la que poder acoplarse y sentirse cómodo para poder sacar a relucir su calidad en todo su esplendor. Las primeras sensaciones de este Mundial suponen una alegría para Marc, pero un suplicio para sus rivales, porque parece que, de nuevo, desde Honda han dado con la tecla.

Hasta la fecha se han disputado cinco grandes premios. De ellos, tres han acabado con el de Cervera en lo más alto del podio y en Losail sumó un segundo puesto que por tan solo 27 milésimas no se convirtió en una nueva victoria. De no ser por el accidentado GP de Argentina, en el que Márquez no consiguió puntuar por dos sanciones que le arrebataron el quinto puesto, la diferencia del español al frente de la clasificación sería mayor. Tras la victoria en Le Mans, Márquez lidera el Mundial con 95 puntos y distancia a Viñales (59) en 36 puntos.

Ducati se estanca

Es cierto que Márquez ha comenzado el campeonato como un tiro, pero la falta de regularidad en Ducati, y en especial de Andrea Dovizioso, ha propiciado que la diferencia sea tan grande en tan poco tiempo. La seña de identidad de la pasada campaña por parte del italiano fue la pequeña cantidad de puntos que perdió a lo largo de todo el año. Tan solo sumó dos ‘ceros’, los mismos que acumula en las cinco primeras carreras de 2018. Comenzó el año de la mejor forma posible, consiguiendo el triunfo en Qatar, pero el 6º puesto en Argentina, el 5º puesto en Austin y los dos abandonos consecutivos en Jerez y Le Mans han alejado más de lo que le gustaría a Dovizioso de lo que debería ser su hábitat natural, la cabeza del mundial.

moto gp
Caída en Jerez con Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso como implicados | Fotografía: Moto GP
Lorenzo sigue sin arrancar

Las cualidades de la moto son iguales o mejores que las del año pasado. Sigue siendo la más rápida en recta y muy competitiva, pero en esta ocasión la fortuna no está de lado del equipo italiano. En el caso de Jorge Lorenzo, la situación comienza a ser inexplicable. Es uno de los mejores pilotos en parrilla y cuenta con una máquina capaz de luchar por el Mundial – ya lo vimos el año pasado – pero sigue sin acoplarse a una moto que en el paso por curva sufre y no se adecua correctamente a las características del mallorquín.

Con dos abandonos, un 6º, un 11º y un 15º puesto las cosas por el ‘Box’ de Jorge Lorenzo no están en el mejor momento. No consigue la victoria desde Valencia 2016 y el crédito poco a poco se le está agotando. Si existe alguien de darle la vuelta a la situación es Lorenzo, pero por el momento no da síntomas de mejora.

Yamaha resiste, pero con sufrimiento

Las Yamaha, en la segunda parte de la temporada 2017, sufrieron un bajón de rendimiento considerable y el que parecía como el rival principal de Márquez por el Mundial, Maverick Viñales, prácticamente desapareció en combate. En lo que llevamos de 2018, parece que las cosas no han cambiado por la fábrica japonesa y sus motos no están rindiendo al nivel que todos, especialmente los pilotos, esperaban. A pesar de ello, el cúmulo de circunstancias que han aparecido en todos los grandes premios han “calmado” los ánimos y el equipo consigue resistir en posiciones de donde no debería desaparecer.

moto gp
Las Yamaha están rindiendo a un nivel muy por debajo del esperado | Fotografías: Moto GP

Ante tal situación, los pilotos son conscientes de que deben sacar el mayor partido de lo que disponen y, con mucho trabajo, han conseguido sumar tres podios. Además, ocupan dos posiciones de privilegio en el Mundial gracias a la regularidad que han mostrado los dos pilotos durante las cinco primeras carreras. Maverick Viñales, ante todo pronóstico, se mantiene como segundo clasificado en el mundial y Valentino Rossi se sitúa en cuarto lugar. En medio de ambos pilotos oficiales de Yamaha se encuentra Johann Zarco. El francés está cumpliendo con las expectativas y, aunque los números no lo dicen por poco, las sensaciones dejan claro que está siendo el mejor piloto Yamaha, con una moto satélite, con diferencia.

El Mundial de Moto GP no ha hecho más que dar el pistoletazo de salida y todavía quedan muchos meses de competición. A pesar de ello, las cinco primeras carreras de la temporada 2018 han dado para mucho y pueden marcar el devenir del año entero. En el momento que Dovizioso o las Yamaha, sin olvidarnos de un pletórico Zarco, consigan dar ese pasito adelante que necesitan podrán apretar el Mundial y ponerles las cosas difíciles a un Marc Márquez que busca su quinto título en la categoría reina.

Carlos Sainz, el esfuerzo como llave para conseguir el objetivo

Esfuerzo. Esa sería una palabra que podría definir la carrera de Carlos Sainz Jr desde que decidió que, al igual que su padre, el mundo del motor sería su vida. Hacerse un hueco en la Fórmula 1 es uno de los sueños más difíciles de cumplir, pues se trata de una competición muy hermética, en la que la aparición de nuevos pilotos se realiza con cuenta gotas. Además, más allá del hecho de saltar al circo de la fórmula 1, lo verdaderamente complicado es permanecer. Desde la llegada de Carlos Sainz a la F1 en el año 2015, siempre se ha caracterizado por ser un piloto respetuoso, cauto y que busca siempre llevar al monoplaza hasta el máximo de sus posibilidades.

Tras tres temporadas en la escudería filial de Red Bull, Toro Rosso, el piloto madrileño decidió que era el momento de dar el salto a un equipo competitivo y en el que poder correr con total libertad. La escudería que le ofrecía esa oportunidad, y además presentaba un proyecto con el que poder luchar, era Renault. Quizás, continuar ligado a la marca Red Bull hubiera sido una ventaja en su carrera, pero con dos pilotos establecidos como Max Verstappen y Daniel Ricciardo, conseguir una plaza hubiera sido una tarea muy complicada. Sin duda, el cambio de aires y empezar a contar con un coche oficial con el que poder realizar más mejoras y la competencia de tener al lado a un compañero como Nico Hülkenberg le será de gran ayuda a Carlos Sainz para seguir escalando.

De menos a más en Toro Rosso

Carlos Sainz durante una carrera con Toro Roso | Fotografía: Fórmula 1

La primera temporada en la Fórmula 1, como la de la mayoría de los pilotos, fue un año cargado de novedades y la necesidad de acoplarse al 100% a la nueva competición. A pesar de ello, Carlos Sainz consiguió puntuar en siete carreras. Su gran talón de Aquiles aquel año fueron los abandonos, pues acumuló hasta un total de siete. Esta situación llegó a frustrar al piloto, pues cuatro de ellos fueron de forma consecutiva y por causas ajenas al pilotaje. En 2016, las cosas cambiaron a mejor y el Toro Rosso de Carlos Sainz comenzó a hacerse un asiduo en las posiciones de puntos.

Su confirmación llegó la pasada temporada cuando consiguió su mejor posición en toda su carrera en la Fórmula 1. En el Gran Premio de Singapur consiguió la cuarta plaza y se quedó a las puertas de lo que hubiera sido un resultado histórico. Además de ello, la regularidad, a diferencia de otros años, marcó la temporada de Carlos Sainz. Finalizó el Mundial en novena posición y con 54 puntos. La carrera del piloto español en la escudería italiana supuso un gran paso para Sainz y tras tres años con Toro Rosso acabó la relación siendo el segundo piloto con más grandes premios a sus espaldas (56), el piloto con más puntos en la historia de la escudería en la Fórmula 1 (112) y con la segunda mejor posición en carrera (4º), solo por detrás de la victoria que cosechó Sebastian Vettel.

El paso definitivo tiene que llegar en Renault

La temporada con Renault no empezó de la mejor posible, pues no conseguía realizar una buena vuelta en la clasificación y en carrera sufría y no alcanzaba el ritmo deseado. Es cierto que Carlos Sainz cambió de equipo cuando todavía faltaban cuatro carreras por disputarse de la temporada anterior, pero todavía le faltan por coger una serie de automatismos que ya tenia asimilados en Toro Rosso.

A pesar de ello, parece que tras los cuatro primeros grandes premios disputados, Carlos Sainz se está adaptando cada vez mejor al coche y prueba de ello fue el resultado en Azerbaiyán. Sainz consiguió su mejor resultado de la temporada con un quinto puesto, aunque continúa teniendo los problemas a una vuelta. Consiguió clasificarse para la Q3, pero tuvo que conformarse con la décima posición en la parrilla de salida.

carlos sainz
En el GP de Azerbaiyán Sainz obtuvo el mejor registro de la temporada (5º) | Fotografía: Fórmula 1
La competencia con Hülkenberg, de gran ayuda

Poco a poco, los automatismos irán llegando y la adaptación al coche le aportará la confianza que necesita para luchar por su objetivo real esta temporada, conseguir subir al podio. En gran medida, contar con una competencia como la de Nico Hülkenberg, un piloto más que experimentado en la Fórmula 1, hará que Sainz trate de superarlo. Por el momento, el alemán está superando al español en puntuación (22-13), pero el 0 de Hülkenberg en Azerbaiyán y la mejor posición de Sainz esta temporada – que supone la mejor posición de Renault en 2018 – ha apretado una lucha interna que será vibrante hasta final de temporada.

Todavía queda mucha competición y las espadas están por todo lo alto. Sin duda, las mejoras en el Renault y en el propio pilotaje de Carlos Sainz hará que el piloto español comience a ser uno de los protagonistas en la lucha por las posiciones de podio. Se trata de la cuarta temporada del español en la Fórmula 1 y el esfuerzo que desde pequeño ha realizado para cumplir su sueño ahora le supondrá un aliciente más para ser un gran piloto de la Fórmula 1 y en algunos años incluso poder estar en la batalla por algo que por el momento queda grande, pero que con trabajo puede hacer que sea una realidad, el Mundial.

 

MotoGP: pilotos de la temporada 2018

Regresa la emoción, el espectáculo, la velocidad, los adelantamientos… una nueva temporada de MotoGP está a punto de comenzar. En poco menos de un mes los pilotos se lanzarán a los circuitos de todo el mundo para volver a luchar por el título de Campeón del Mundo. La competencia en 2018 será feroz. Marc Márquez, Andrea Dovizioso, Maverick Viñales, Valentino Rossi, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y compañía volverán a darlo todo en el mayor espectáculo del motociclismo mundial.

Aunque algunos equipos han mantenido a sus mismos pilotos, caso de Honda, Yamaha y Ducati, la mayoría han cambiado para dar un salto de calidad y conseguir los objetivos marcados, como Estrella Galicia, Reale Avintia o Pramac. La parrilla de MotoGP queda completada de la siguiente forma:

Repsol-Honda

Un año más, y ya es una tónica habitual, Repsol-Honda repite una de las parejas que más alegrías y triunfos le han traído al equipo japonés en las últimas temporadas, Marc Márquez y Dani Pedrosa. El piloto de Cervera, campeón en 2017, afronta un nuevo año con la ilusión y la intención de sumar otro título mundial que le permite seguir escalando en su particular lucha por alcanzar a Valentino Rossi y Giacomo Agostini en el olimpo del motociclismo. Márquez, que lleva cuatro campeonatos en MotoGP, deberá soportar un año más la presión de ser el máximo favorito a alzarse con el triunfo y domar una moto, que aunque se introduzcan mejoras, seguirá siendo muy parecida a la de años anteriores.

pilotos motogp 2018
Marc Márquez aspira a conseguir su quinto título mundial | Fotografía: MotoGP

Por su parte, Dani Pedrosa espera que la temporada 2018 sea la de su regreso triunfal a las posiciones delanteras. Tras dos años pasando prácticamente desapercibido, la victoria en la última carrera de la pasada campaña en Cheste le servirá de motivación y confianza para volver a entrar en la lucha por los triunfos e, incluso, poder disputarle de tú a tú y poner en dificultad a su compañero Marc Márquez.

Yamaha

En el histórico equipo rival de Honda confían en que la regularidad que brilló por su ausencia la pasada temporada sea una de las fortaleza en este 2018. Maverick Viñales y Valentino Rossi repetirán como los máximos responsables de que la moto vuele sobre la pista. Tras un inicio fulgurante en 2017 por parte de Viñales, el español fue diluyéndose y lo que parecía una candidatura a luchar por el mundial acabó por desvanecerse. De cara a esta nueva aventura, Maverick Viñales deberá ser más consistente, conseguir dominar una moto que le trajo mucho problemas el pasado año y mantener una regularidad que le permita ser un aspirante a llevarse el título.

pilotos motogp 2018
Rossi y Viñales tratarán de mantener la regularidad en 2018 | Fotografía: MotoGP

En frente, o al lado, tendrá a un veterano y siempre correoso como Valentino Rossi. El italiano afronta la que será su decimonovena temporada en la máxima categoría del motociclismo mundial. Después de un 2017 en el que las cosas no han ido como él hubiera querido, se resiste a abandonar el deporte que tanto ama y mantiene la esperanza y la ilusión de poder seguir compitiendo por victorias, en el que tiene el récord histórico de MotoGP con 88 triunfos, y por un título mundial que no consigue desde el año 2009.

Ducati

Si hay un equipo que ha dado un salto de calidad considerable ese es Ducati. Con Andrea Dovizioso a la cabeza, y un Jorge Lorenzo que todavía no se ha acoplado del todo a su nueva moto, el equipo italiano ha vuelto a ser competitivo y hasta la última carrera, ‘Dovi’ mantuvo una lucha tremenda con Marc Márquez por llevarse el título de Campeón del Mundo. Para este 2018 el piloto italiano ya no parte desde la segunda fila, sino que será uno de los máximos favoritos a llevarse la victoria, por lo que el factor sorpresa deja de ser un aliado.

Al trabajo y el esfuerzo de Dovizioso habrá que añadirle esta temporada a Jorge Lorenzo. El mallorquín, tras un año cargado de irregularidad, buscará retomar las sensaciones y volver a estar peleando por las victorias desde que dé comienzo la temporada. Si Lorenzo consigue retomar el vuelo y compite como en años anteriores, Ducati puede ser uno de los grandes rivales a batir en la temporada 2018.

pilotos motogp 2018
Andrea Dovizioso ya es un firme candidato al título | Fotografía: MotoGP

Monster Tech 3

El equipo satélite de Yamaha tuvo una gran presencia la pasada temporada gracias en gran medida al que para muchos fue la revelación del año, Johan Zarco. El francés fue constante durante gran parte del año y eso le permitió estar siempre en posiciones de privilegio. Con el crédito conseguido en 2017, tres podios y un sexto puesto en el Mundial, Zarco puede volver a ser uno de los pilotos más fiables de la parrilla. Además, su condición de no favorito, le permite luchar en cada carrera pensando tan solo en la victoria y sin necesidad de guardar puntos, por lo que esta temporada puede ser uno del pilotos más competitivos.

A su lado estará Hafizh Syahrin. El malasio he llegado al equipo a última hora tras la decisión de Jonas Folger, que realizó un fantástico 2017, de no competir en 2018 por unos problemas de salud que ya le tuvieron apartado en la parte final de la temporada pasada. Hafizh Syahrin, a priori, le costará adaptarse a la nueva categoría tras siete años en Moto 2 y con resultados muy discretos, tan solo tres podios (Malasia 2012 y San Marino y Japón 2017).

Resto de equipos MotoGP

Tras los cuatro grandes equipos, que por resultados se encuentran en una situación con algo más de ventaja, pasamos a aquellos equipos que buscan, y en algunas ocasiones consiguen, luchar por triunfos o podios pero de forma esporádica y sin una gran regularidad. Equipos como Suzuki y KTM, que son de fábrica, deben dar un paso adelante y acortar las distancias con los tres grandes equipos del campeonato. Tanto Alex Rins como Andrea Iannone, los pilotos de Suzuki, afrontarán la temporada con la intención de encaramarse a los primeros puestos. Por su parte, Pol Espargaró y Bradley Smith, después de una frustrante primera temporada con KTM estarán obligados a seguir dando pequeños pasos para conseguir ser ese equipo potente que quiere la marca austriaca.

pilotos motogp 2018
Parrilla de MotoGP para la temporada 2018 | Fotomontaje: Álvaro Rubio

Con la mejoría de Ducati la pasada temporada, uno de los equipos beneficiados fue Pramac, que con Danilo Petrucci realizó un fantástico año (cuatro podios). Con la incorporación de Jack Miller, el equipo esperar dar un salto de calidad y convertirse en un quebradero de cabeza para los grandes equipos. En Estrella Galicia, dos rivales la pasada temporada en Moto2 pasan a ser compañeros de equipo. Franco Morbidelli y Thomas Luthi mantuvieron una frenética lucha por el título de la categoría intermedia y en 2018 intentarán relanzar a un equipo que no consiguió los resultados esperados.

Aleix Espargaró y Scott Redding buscarán la fiabilidad con la Aprilia tras numerosos abandonos en 2017. Cal Crutchlow y Takaaki Nakagami serán los encargados de pilotar en el LCR Honda, equipo satélite de la marca japonesa. Por su parte, el Reale Avintia y el Pull&Bear Aspar Team estarán comandados por Tito Rabat-Xabier Simeon y Álvaro Bautista-Karel Abraham, respectivamente.

Fórmula 1: pilotos de la temporada 2018

Los motores de los monoplazas de la Fórmula 1 están a punto de comenzar a rugir. Tras meses de descanso -para los pilotos-, los equipos emprenderán en poco tiempo una nueva temporada que, como cada año, los primeros pasos se comenzaron a dar al finalizar el mundial el pasado año. Los ingenieros, los técnicos y las diferentes fábricas han estado echando humo preparando los monoplazas que dejarán marcas de neumáticos a lo largo de numerosos circuitos a nivel mundial.

El gran trabajo de todas las escuderías para conseguir unos coches con unas prestaciones y una fiabilidad mejores a las de 2017, al final, no sería posible sin los que son los grandes protagonistas de la Fórmula 1, los pilotos. Una de las características de la mayor competición automovilística del mundo es la escasa movilidad de pilotos, pero para esta temporada se han producido una serie de cambios, como el de Carlos Sainz a Renault, y han aparecido nuevas caras que afrontarán la temporada con ganas de demostrar que su sitio en la Fórmula 1 es merecido, caso de Leclerc, Gasly o Sirotkin. Sin movimientos en los grandes equipos, la parrilla de la Fórmula 1 queda completada de la siguiente forma:

Mercedes AMG

La escudería alemana dirigida por ‘Toto’ Wolff será, un año más, el gran rival a batir. En los últimos cuatro años ha sido el dominador absoluto de la Fórmula 1 y esta temporada volverá a ser uno de los equipos punteros de la parrilla. Mercedes no ha movido ficha y continúa con los dos grandísimos pilotos de la temporada pasada, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. El británico parte como el gran favorito para llevarse el título mundial, el cual sería la quinta corona. En la actualidad, solo le queda por delante superar a Michael Schumacher, tanto en número de victorias (91-62) como en número de podios (155-117), pues Hamilton se convirtió la pasada temporada en el piloto con más ‘poles’ (72) de la historia de la Fórmula 1.

pilotos f1 2018
Lewis Hamilton luchará por su quinto título mundial | Fotografía: Fórmula 1

Por su parte, Bottas tendrá una nueva oportunidad de poner en dificultad al británico y tratar de superarlo. El piloto finlandés afronta su segunda temporada en un monoplaza y en un equipo con garantías de victorias, por lo que su principal objetivo será superarse a sí mismo y tratar de mejorar las tres victorias y los trece podios que en 2017 le valieron una tercera posición en la clasificación.

Ferrari

Parecía que la temporada pasada era el año de la histórica escudería italiana, pero una nefasta segunda parte del año les condenó. Son ya más de 10 años sin que Ferrari se alce con el título de campeón del mundo, aunque los resultados vistos y obtenidos en 2017 dejan un lugar a la esperanza. De nuevo, la gran apuesta para arrebatarle el mundial a Merdeces será Sebastian Vettel. El piloto alemán fue el gran rival de Hamilton la pasada temporada y para 2018, después del trabajo realizado en Manarello en invierno, esperan que Vettel pueda acabar con el monopolio de Mercedes y acabar con la segunda peor racha en cuanto a títulos de la historia de Ferrari en la Fórmula 1.

Su escudero será el siempre extravagante y libre Kimi Räikkönen. El finlandés fue el último piloto campeón con Ferrari (2007). De cara a esta temporada buscará redimirse tras un año 2017 bastante complicado y en el que las cosas no salieron del todo bien. A pesar de los siete podios, la irregularidad fue la seña de identidad y se mantuvo muy alejado de su compañero durante buena parte de la temporada. Con ambos pilotos luchando las victorias desde el principio Ferrari espera terminar con el dominio alemán.

pilotos f1 2018
Sebastian Vettel buscará repetir la gran temporada de 2017. Fuente: Motosport.com

Red Bull Racing Team

La tercera escudería en la liza será Red Bull. Los austríacos perdieron el dominio de años anteriores, pero siguen manteniendo un equipo sólido y fuerte que les lleva a luchar por victorias. Daniel Ricciardo y Max Verstappen repetirán como pilotos de Red Bull una temporada más con la intención de conseguir el máximo número de victorias y buscar una regularidad, que no tuvieron la pasada temporada, para estar situados lo más arriba posible en la lucha por el campeonato. La experiencia de Ricciardo y la grandísima ambición del joven Verstappen forma un cóctel que hace de Red Bull uno de los equipos más agresivos y fuertes de la parrilla de la Fórmula 1.

McLaren

Una de las grandes decepciones de los últimos años ha sido McLaren-Honda. La segunda mejor escudería de todos los tiempos ha pasado por unos años en los que sus coches no estaban a la altura ni de la Fórmula 1 ni de sus pilotos. Con el cambio de motorización a Renault y las grandes capacidades de aerodinámica que todas las temporadas ha tenido el equipo británico esperan resurgir. Los artífices de la vuelta de McLaren no podrán ser otros más que sus dos pilotos: Fernando Alonso, dos veces campeón del mundo, y Stoffel Vandoorne, que afronta su segunda temporada en la F1. El español y el belga tendrán la difícil papeleta de reanimar a una escudería que durante tres años ha vagado sin rumbo.

pilotos f1 2018
La escudería británica espera mejorar las prestaciones de cara a la nueva temporada | Fotografía: McLaren

Renault

El otro piloto español de la Fórmula 1 es Carlos Sainz. El madrileño decidió dar un giro a su carrera y tras varios años compitiendo en Toro Rosso dio el salto a un equipo de fábrica e histórico como Renault. Las opciones de Carlos Sainz se multiplican con su nuevo monoplaza, pues se antoja difícil que no pueda superar los números cosechados en su antiguo equipo y sea uno de los pilotos más asiduos y regulares en el top-10 de cada gran premio. Además, Carlos Sainz tendrá como compañero en Renault a un piloto ya experimentado y curtido en mil batallas como Nico Hulkenberg. Ambos le darán un salto de calidad al equipo y si las cosas marchan como esperan, Renault podría convertirse en la cuarta escudería, aunque la lucha con Force Indian y Williams no será nada sencilla.

Resto de equipos

Una de las escuderías en las que se han producido movimientos ha sido en Williams. El mítico equipo ha incorporado a sus filas a Sergey Sirotkin tras la marcha de Felipe Masa, que dice adiós definitivamente a su carrera en la Fórmula. El joven piloto ruso debutará esta temporada en la Fórmula 1, por lo que junto con Lance Stroll, segundo año, formarán una de las parejas más jóvenes de la parrilla. Situación similar ocurre en Toro Rosso. El “filial” de Red Bull ha tenido que mover ficha e incorporar a una joven promesa como es el francés Pierre Gasly y a un piloto especialista en resistencia, el neozelandés Brendon Hartley, ganador de las últimas 24 horas de Le Mans con Porsche.

Por lo que respecta a Haas y a Force Indian, ambas escuderías mantienen la confianza en sus dos pilotos, Romain Grosjean-Kevin Magnussen y Sergio ‘Checo’ Pérez-Esteban Ocon, respectivamente. La lucha por la zona noble, con posibilidad de alcanzar algún puesto entre los tres primeros será el principal objetivo de ambos equipos. Por su parte, Alfa Romeo-Sauber ha realizado un giro de 180º. Ferrari quería convertir a Sauber en su equipo filial, por lo que con la importante inversión que realizará a través de Alfa Romeo, tendrá más posibilidades para encontrar un volante a los mejores pilotos de su academia. Charles Leclerc y Marcus Ericsson serán los pilotos de la escudería.

Lejos del Foco | Johann Zarco

En este primer jueves del mes de diciembre nos acercamos a una de las grandes sensaciones de la temporada de Moto GP, Johann Zarco. El francés ha sido la gran revelación del año y ha conseguido el “título” honorífico de mejor rookie de la temporada. A pesar de ello, parece que los focos siguen fijándose en pilotos con más nombre y dejan de lado a un Johann Zarco que ascendió a la categoría reina con dos títulos de Campeón del Mundo en Moto2 a sus espaldas. El piloto de Cannes, ciudad famosa por el gran festival de cine que organiza, ha resurgido de sus cenizas en las últimas tres temporadas y ha demostrado ser el gran piloto que despuntó en el año 2011 en la extinta categoría de 125cc (Moto3).

Inicio de su carrera

Como todos y cada uno de los pilotos, los primeros años en la categoría más pequeña no suelen ser fáciles. Muchos viajes, adaptación a los idiomas, la presión por demostrar tu valía, etc. Johann Zarco también sufrió este periodo de adaptación y no comenzó a despuntar hasta su tercer año. En 2011, el francés, ya veterano en la categoría, consiguió disputar el mundial de tú a tú frente a Nico Terol. Durante todo el año, el piloto español le tuvo tomada la medida. La regularidad de Zarco, sumando hasta un total de 11 podios, le mantuvo en la lucha hasta el final.

Terol y Zarco mantuvieron una bonita lucha en 125cc el año 2011 | Fotografía: MotoGP

A pesar de ello, la presión fue un factor determinante a la hora de decidir el título, pues Zarco en numerosas ocasiones sufría de nerviosismo y las decisiones que tomaba en carrera no eran las más apropiadas. El ejemplo más claro fue el Gran Premio de San Marino, cuando a falta de 500 metros para la línea de meta comenzó a girar la cabeza (nadie entiende el porqué de esa actuación). Nico Terol le adelantó en la misma llegada, aventajándole en tan solo 22 milésimas. El buen año realizado por Zarco, especialmente marcado por su seña de identidad, la regularidad, le valió para ascender a Moto2.

Años sin aparecer para volver más fuerte que nunca

Johann Zarco aterrizó en Moto2 con la vitola de ser unos de los favoritos, pero quizás ese fue el error, pensar que desde el primer año entraría en la lucha por las victorias. Además, contando en la categoría con dos superclase como Marc Márquez, campeón aquel año, y Pol Espargaró, subcampeón, se antojaba difícil que un recién ascendido pudiera disputarles cara a cara el mundial. Carrera a carrera las cosas no salieron como el francés hubiera deseado y finalmente acabó siendo un año nefasto.

Los dos temporadas siguientes fueron un cambio de chip para Zarco. El piloto francés decidió quitarse toda la presión de encima y, aunque los resultados no acompañaron del todo, al menos consiguió el cambio que él quería. Sumó seis podios y en numerosas ocasiones se quedó a las puertas. Fue finalmente en el año 2015 cuando el trabajo empezó a recoger sus frutos.

Johann Zarco consiguió dos títulos de Moto2 de forma consecutiva | Fotografía: MotoGP

No fue hasta su cuarto año en Moto2 cuando Zarco comenzó a demostrar su verdadero potencial. Aunque sorprendiera a muchos después de los años anteriores, el francés fue una auténtica máquina de ganar. En la temporada 2015, sumó un total de 14 podios, de los cuales ocho fueron victorias. Se convirtió en un reloj suizo y durante 12 grandes premios de forma consecutiva consiguió finalizar, al menos, en tercera posición. Los números no dejaban lugar a la duda, Johann Zarco se convirtió en el Campeón del Mundo y aventajó al segundo clasificado, Alex Rins, en 118 puntos.

La temporada siguiente ocurrió algo muy similar, aunque en esta ocasión la diferencia entre Zarco y sus rivales no fue tan abultada. La regularidad que había atesorado hasta entonces no fue tan clara, pues en cinco carreras finalizó más allá del top-10, dos de ellas fuera incluso de los puntos. A pesar de ello, supo contrarrestarlo con una nueva hornada de victorias (7) y podios (10). De nuevo uno grandes resultados le valieron para revalidar el título de Moto2 y conseguir el sueño de muchos, tener un hueco en la categorÍa reina del motociclismo mundial, MotoGP.

Salto a Moto GP

Johann Zarco durante el Gran Premio de Valencia | Fotografía: Moto GP

Los cambios no son lo que mejor asimila Johann Zarco y parecía que esta temporada volvería a sufrir con la adaptación a una nueva categoría. Sin embargo, ha demostrado todo lo contrario. El piloto francés ha retomado la regularidad que le caracterizaba y, aunque es cierto que luchar por el Mundial era tarea más que complicada, ha conseguido entrar en las batallas por alguna victoria. En tres ocasiones ha subido al podio, dos de ellas en segunda posición. Además, se ha mantenido estable con una Yamaha satélite, mientras que Viñales y Rossi, con las motos oficiales, terminaron la temporada en posiciones muy retrasadas y dejando malas sensaciones.

Con un año ya a sus espaldas y finalizando en sexta posición en el Mundial, por delante incluso de Jorge Lorenzo, veremos a un Zarco mucho más combativo la próxima campaña y dejándose ver en muchas más ocasiones en posiciones delanteras. Ascender desde Moto2 a una moto oficial en Moto GP está al alcance de unos pocos elegidos, pero el trabajo, la regularidad y la constancia de Zarco le hacen ser uno de los grandes futuribles para ocupar el puesto que deje Valentino Rossi en Yamaha.

Marc Márquez, la leyenda continúa

Noviembre es el mes fatídico para los amantes del motociclismo, pues después de todo un año en el que los pilotos han quemado rueda por los circuitos de todo el mundo, el campeonato se despide hasta la próxima temporada. Además, en esta ocasión, el Mundial de Moto GP ha sido uno de los más disputados de los últimos años, entre Marc Márquez y Andrea Dovizioso, y las ganas de seguir viviendo espectáculo no cesan. Pero tan solo existe un remedio y es ser paciente para afrontar con ansias el inicio de la próxima campaña.

Volviendo al terreno únicamente deportivo, la leyenda Marc Márquez comienza a ser una de la más grandes de la historia del Mundial de motociclismo. Este podría ser un gran titular después de que el piloto de Cervera haya cosechado un nuevo título en Moto GP. Se trata del cuarto que consigue Márquez en la categoría reina, de los cinco que ha disputado, y el sexto si contamos los que logró en 125 cc (ahora llamado Moto3) en 2010 y Moto 2 en el año 2012. Durante esta temporada ha mantenido una gran batalla con Andrea Dovizioso, pero finalmente el título se ha decantado a favor del piloto de Repsol-Honda en una última carrera en Valencia cargada de tensión.

El GP de las Américas, su gran bastión

Maverick Viñales fue el gran dominador durante las primeras carreras del Mundial | Fotografía: Moto GP

La temporada no comenzó de la mejor manera posible, pues no encontró buenas sensaciones en la primera carrera en Qatar (4º) y en Argentina no pudo finalizar la carrera. A pesar de ello, Márquez nunca sintió la presión de que Maverick Viñales hubiera comenzado con dos victorias y dejando una muy buena imagen. Su primera victoria llegó en casa. Es verdad que Austin se encuentra en Texas, pero el GP de las Américas es el circuito por excelencia para Márquez. Desde que forma parte del Mundial, cinco años, no conoce a otro ganador más que al piloto español. En cierto modo, la mala racha inicial se olvidó y gracias a la victoria en su circuito estrella se armó de la confianza que necesitaba.

Regularidad para aguantar los tirones de Dovizioso

Con un inicio fulgurante de temporada, parecía que el gran rival de Marc Márquez este año sería Maverick Viñales. Aunque durante toda la campaña estuvo presente, la segunda mitad de temporada le ha perjudicado en la lucha por conseguir su sueño. Cuando las Yamaha bajaron el rendimiento fue cuando apareció el que verdaderamente se convirtió en el rival del piloto español. Andrea Dovizioso ha conseguido ser el piloto ganador que tanto apuntaba años atrás pero que nunca se había mostrado tan en su plenitud como en 2017. Hasta este año, el italiano tan solo había logrado dos victorias en MotoGP (una en 2009 y otra en 2016). Sin embargo, esta temporada Dovizioso ha salido victorioso en un total de seis grandes premios, al igual que Marc Márquez.

El gran duelo de la temporada fue el de Márquez y Dovizioso | Fotografía: Moto GP

Ante la gran capacidad mostrada por Dovizioso a la hora de conseguir alzarse con triunfos, Márquez tuvo que optar por la regularidad para poder imponerse en el campeonato. El piloto de Cervera vive cada carrera como si fuera única y trata de subir a lo más alto del podio en todas ellas. A pesar de ello, hay ocasiones en las que es consciente que acabar en segunda posición es tan vital para el Mundial como lograr la victoria. En gran medida este año ha sido una muestra de ello, pues para poder contrarrestar las victorias de Andrea Dovizioso era necesario mantenerse siempre en las posiciones más adelantadas posibles. La igualdad en cuanto a triunfos, seis para ambos, no ha sido igual en el número de podios. Márquez ha logrado subirse al cajón en 12 ocasiones (6-1º, 4-2º y 2-3º), mientras que el italiano tan solo lo ha hecho en 8 (6-1º, 1-2º y 1-3º).

Los abandonos condicionaron el Mundial

Aunque la regularidad fue una de las señas de identidad de Márquez, el Mundial estuvo muy condicionado por las tres carreras que el piloto español no consiguió finalizar. En gran medida, fue gracias a sus grandes resultados durante todo el año lo que le permitió dejar atrás los abandonos en Argentina, Francia y Gran Bretaña. En la historia de Moto GP, pocos son los pilotos que han logrado alzarse con el título de campeón del mundo con tres ceros. Uno de los ejemplos más claros es Valentino Rossi, pues el italiano no lo ha conseguido a lo largo de su carrera deportiva. Los resultados de Dovizioso, más allá de las seis victorias, no mantuvieron la regularidad que él hubiera deseado, pues en hasta siete ocasiones finalizó por detrás de la quinta posición. Rendimiento que contrasta con el de Márquez, cuya posición más atrasada fue el sexto lugar que cosechó en el gran premio de Italia.

Año tras año Marc Márquez continúa agrandando una leyenda que poco a poco se está convirtiendo en una de las más grandes de la historia de Moto GP. Con seis Mundiales a sus espaldas, en los últimos ocho años, el piloto español ya es el octavo con más título entre las tres categorías con tan solo 24 años. La próxima temporada volverá a subirse a la moto con la intención de alzarse con una nueva victoria en el Mundial. La labor no será fácil, pues tras una temporada algo irregular, las Yamaha, con Viñales y Rossi a la cabeza, tratarán de volver a lo más alto. Además, Dovizioso seguirá siendo uno de los rivales a seguir, al igual que su compañero de equipo Jorge Lorenzo, que tras un año acoplándose en la Ducati, intentará luchar por victorias. Llegar a los siete campeonatos de Rossi o los ocho de Giacomo Agostini siempre ha parecido una utopía, pero si alguien capaz de lograrlo ese es Marc Márquez.

Fórmula 1 | Hamilton arrasa ante la desesperación de Ferrari

En ocasiones las cosas no salen como uno se imagina y es en ese punto cuando suele llegar la decepción. La escudería Ferrari ha vivido de primera mano esta sensación en la temporada de Fórmula 1. La cara y la cruz. Cuando se produjo el parón estival, en Manarello todo eran caras de felicidad y estaban contentos con el trabajo realizado, pero la segunda parte de la temporada ha sido un completo desastre. Numerosos problemas han privado a Sebastian Vettel de poder disputar de tú a tú el Mundial con un soberbio Hamilton y un Mercedes que, sin ser el coche aplastante de otros años, ha vuelto a demostrar que sigue estando a años luz de sus rivales.

El piloto británico ha sido el más regular durante todo el año, hecho que le ha servido para poder alzarse con el título de Campeón del Mundo de Fórmula 1 por cuarta vez en su carrera deportiva. Hamilton no dejó lugar a la duda y desde que se retomó la competición con el Gran Premio de Bélgica ha demostrado ser el más fuerte, consiguiendo cinco victorias de siete carreas disputadas. Lo que parecía un bonito duelo entre Vettel y Hamilton, Ferrari y Mercedes, ha quedado relegado a un segundo plano, pues la escudería italiana no ha conseguido mantenerse a la estela de Mercedes y suma su undécimo año sin alzarse con el campeonato.

Ferrari, un KO técnico

Accidente de los dos Ferrari y Verstappen en el GP Singapur | Fotografía: Fórmula 1

Este era su gran año, veían factible volver al trono de la Fórmula 1, y viendo las resultados del monoplaza durante la primera mitad de campaña no era para menos. Tras años de sequía y sin tener visos de mejora, Ferrari centró todos sus esfuerzos en este año 2017 y consiguió poner contra las cuerdas la hegemonía de los Mercedes. Con Sebastian Vettel como bastión de su mejoría consiguieron la victoria en cuatro carreras y un total de 12 pódiums, entre el alemán y Räikkönen.

El cuádruple Campeón del Mundo, Vettel, durante gran parte del año encabezaba la clasificación y aunque en las últimas carreras antes del descanso Hamilton le fue recortando distancia, el alemán mantuvo el pulso con su gran victoria en Hungría. Fue a partir de entonces cuando las cosas comenzaron a torcerse. Desde que la competición se retomó, ninguno de los dos Ferrari ha sido capaz de conseguir una victoria y tan solo han logrado cuatro pódiums. Para más inri, la fiabilidad que habían mostrado el monoplaza y los pilotos, especialmente Vettel, comenzó a desaparecer.

La primera gran decepción de la temporada llegó en Singapur. Hamilton ya estaba en lo más alto de la clasificación y Vettel debía volver a la senda de la victoria para poder recortar la diferencia del británico. Tras un fin de semana fantástico, la carrera se fue al traste a las primeras de cambio, cuando Vettel, Räikkönen y Verstappen se vieron implicados en una colisión. Fruto del golpe, los tres tuvieron que abandonar, por lo que dejaron el camino libre a Hamilton. Para acabar de rematar una segunda parte de temporada nefasta, el monoplaza de Vettel, cuando aún tenía opciones reales de luchar por el campeonato, dijo basta en las primeras vueltas del Gran Premio de Japón por un problema de motor. Desde entonces, ha sido un quiero y no puedo. Era cuestión de tiempo que el Mundial acabara por confirmarse de forma matemática para Hamilton.

Un Hamilton estelar

Cuarto título Mundial para Lewis Hamilton | Fotografía: Fórmula 1

Si alguien ha tenido gran parte de la culpa de que la lucha por el Mundial se haya ido decantando en su favor, ese es Lewis Hamilton. Es cierto, que los problemas de Ferrari le han beneficiado, pero durante la segunda parte de temporada ha sido una auténtica apisonadora. El piloto británico ha conseguido hasta un total de cinco victorias (Bélgica, Italia, Singapur, Japón y Estados Unidos) en siete carreras, que se suman a las cuatro con las que venía de la primera parte, y no ha dejado opción a su rival más directo, Sebastian Vettel. Aunque no ha tenido el monoplaza de otro años, pues Valtteri Bottas ha sufrido especialmente con la degradación de neumáticos en ciertos circuitos, ha sabido mantener la regularidad de principio a fin y pegar el golpe definitivo en el momento oportuno. Además, Lewis Hamilton cierra la temporada con el récord de piloto con más ‘poles’ en la historia de la Fórmula 1 (72).

El Gran Premio de México, en el que se proclamó Campeón del Mundo, no empezó de la mejor forma posible, pues tuvo un toque con Sebastian Vettel y se vio relegado a la última posición en la primer vuelta. A partir de entonces comenzó su remontada hasta llegar a un top-10 que le aseguraba alcanzar matemáticamente a Sebastian Vettel con cuatro títulos de Campeón del Mundo (2008, 2014, 2015 y 2017). Asimismo, Hamilton se ha convertido en el británico con más titulo de Fórmula 1, tras superar a Jackie Stewart (1969, 1971 y 1972).

Max Verstappen mantiene con vida a Red Bull

Verstappen, dos victorias de calidad ante el poderío de Hamilton | Fotografía: Fórmula 1

El jovencísimo piloto holandés tuvo una evolución muy diferente a la de Ferrari. Comenzó dejando muchas dudas y está acabando la temporada de la mejor forma posible. Desde el parón estival tan solo dos pilotos han subido a lo más alto del pódium, Hamilton (5) y Verstappen (2). La pugna entre Ferrari y Mercedes fue aprovechada por el holandés y consiguió la victoria, con relativa facilidad, en Malasia y México. Además, ha sido uno de los pilotos más rápidos en las clasificaciones y el único en mantener a raya a Hamilton.

Red Bull ha sido la única escudería que verdaderamente ha podido seguir el ritmo de Ferrari y Mercedes. Ha sido uno de los coches más rápidos de la parilla, especialmente en circuitos en los que la carga aerodinámica es esencial, y si los resultados hubieran acompañado al mismo tiempo a los dos pilotos, posiblemente estaríamos hablando de una temporada sencillamente espectacular. Daniel Ricciardo tuvo un gran arranque y consiguió la primera victoria del año para Red Bull en Azerbaiyan, pero el australiano ha ido perdiendo peso en el equipo y le ha superado un Verstappen que le ha devuelto la sonrisa a Christian Horner.

Aunque las cosas no han salido como a Ferrari le hubiera gustado, lo que sí está claro es que este año han dado un paso de gigante en la lucha por el campeonato y durante gran parte de la temporada parecía que tenían tomada la medida a Mercedes. Haber conseguido el Mundial este año hubiera sido lo mejor para la escudería italiana, pero han conseguido encauzar el rumbo y si siguen por el camino de este año, la próxima temporada se volverá a repetir el duelo Vettel-Hamilton. Existe un dicho que dice que unas veces se gana y otras se aprende, pues Ferrari debe aprender de los errores cometidos en la segunda parte de la temporada para volver a colocar bajo sus vitrinas un nuevo título de Campeón del Mundo.